Batido Chai Latte

Esta última semana he tenido que incorporarme de nuevo al trabajo después de 5 meses y medio de dar a luz. Y bueno, como puedes imaginarte, está siendo algo durillo por un lado... Además de separarme de mi peque durante 7 horas cada día, (que es muy difícil!), hay que añadir un cambio brusco en mis rutinas de los últimos meses. 

Me había acostumbrado a mi rutina mañanera de levantarme, unos minutos de silencio y meditación (no siempre), mi vaso de agua tibia con limón y al poco, un zumito verde. Así ya aguantaba a levantar al peque, jugar un ratito, y ya después a tomar un buen y nutritivo desayuno. 

Batido verde

Ahora, me levanto más temprano: tengo que dejar mi leche preparada, con el biberón y demás cosas de Gonzalo, vestirlo, vestirme y asearme yo... Y al final, salir corriendo. 

Por eso, he modificado algo la rutina: me despierto, minutos de silencio y/o meditación, agua con limón, tareas varias... Y entonces, para aguantar algo más hasta el desayuno de media mañana en mi trabajo, me preparo un buen batido verde. 

La verdad que es ideal, porque empiezo el día con energía y bien hidratada, además de incluir una buena ración de vegetales y fruta de las que debemos tomar cada día. Y si algún día se me echa el tiempo encima, lo pongo en un tarrito de cristal y lo voy tomando camino al trabajo. 

Como ves, bien fácil, y ¡todo ventajas! 

Así que te dejo con la combinación que he preparado hoy. ¡Te va a gustar mucho mucho! Luego me lo cuentas en comentarios o me lo dices y enseñas por las redes con el hashtag #lovinglavidasana 

Batido verde

INGREDIENTES (para un vado grande)

  • 1 plátano maduro congelado (o sin congelar, pero quedará menos cremoso)
  • 1/2 pepino 
  • Un puñado de hojas de kale 
  • 1/4 de aguacate (opcional, ayuda a dar más cremosidad y a saciar más)
  • Un trocito de jengibre
  • 1/2 cucharadita de café de cúrcuma 
  • 1/2 cucharadita de café de canela 
  • Una pizca de vainilla 
  • Una taza de leche de coco o almendras 

ELABORACIÓN:

  1. Pon todos los ingredientes en ese orden en la batidora o procesador de alimentos. 
  2. Bate bien hasta que adquiera una consistencia cremosa.
  3. Espolvorea un poquito de canela por encima y disfruta!