FALAFELS SIN GLUTEN

¡Hola lover!

Hoy te traigo esta receta que tanto éxito tuvo en las redes sociales el otro día. 

falafel sin gluten vegano

Los falafels, son una especie de croquetas que se hacen de garbanzos. Son muy típicas de países mediterráneos y orientales, y es un plato que gusta a todo el mundo. Una excelente forma de dar a comer legumbres a los más pequeños de la casa (y algunas veces, a los no "tan pequeños" pero que se resisten a comerlas...).

Es una receta sencilla, pero tienes que ser previsora ya que necesitarás dejar en remojo los garbanzos durante al menos unas 8 horas. Yo suelo dejarlos toda la noche y parte de la mañana, así quedan más jugosos después.

La forma tradicional de prepararlos es friéndolos, pero si te apetece una versión más saludable, prepara una bandeja de horno con papel de hornear, pincela los falafels con un poco de aceite de oliva virgen extra y hornea a 180º durante unos 10 - 15 minutos por cada lado, hasta que se doren.

¡Aquí te dejo con la receta! No olvides compartirla y si te animas a prepararla, ¡enséñame cómo te queda por las redes sociales! Me hace súper feliz ver vuestras fotos y compartirlas con el resto de lovers de esta maravillosa comunidad que hemos creado. 

Ingredientes: 

  • 250 gr de garbanzos secos (puestos en remojo mínimo unas 8 horas)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 75 gr de cebolleta 
  • 3 ramitas de hojas de perejil fresco 
  • 3 ramitas de hojas de cilantro frescas 
  • 1/2 cucharadita de levadura química en polvo 
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo 
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo 
  • 1 cucharadita de sal marina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina sin gluten (arroz, avena...) o pan rallado sin gluten 

Elaboración:

Falafel sin gluten
  1. Poner los garbanzos en remojo con bastante agua filtrada, al menos durante 8 horas. Cuanto más tiempo estén más hidratados estarán y quedarán más jugosos los falafels
  2. Pica la cebolleta, el ajo, el perejil y el cilantro, lo más picado que puedas en el procesador de alimentos o batidora. 
  3. Incorpora al procesador de alimentos los garbanzos escurridos, el curry, el comino, la levadura química y la sal. Tritura hasta conseguir una masa densa pero sin importar que quede algún grumo.
  4. Colócala en un bol, tápala con film y deja reposar unos 30 minutos en el frigorífico. 
  5. Si la masa está un poco blanda, añade un par de cucharadas de harina y mezcla bien. 
  6. Forma bolitas con la masa y ves dándoles forma de medallón. Si quieres, pásalas por harina o pan rallado. 
  7. Pon a calentar el aceite en una sartén y fríe los falafels hasta que se doren. También puedes hacerlos en el horno, pincelándolos con aceite de oliva y horneando sobre papel de hornear, a 180 grados durante unos 10 - 15 minutos por un lado, y otros 10 por otro, hasta q se vean dorados. Al horno quedarán un poco más secos pero igualmente de deliciosos.