Tarta de la abuela - Chocolate y galletas

Hace poquitos días que inicié una nueva etapa en mi vida, la treintena! Y cómo a nadie le amarga un dulce, decidí preparar una tarta especial para poder soplar mis 30 velas. No pude evitar acordarme de esa rica tarta que muchas veces comí en mi niñez, y preparé (no siendo tan niña...) junto a mi prima Rocío. De los olores que inundaban la cocina mientras se preparaba y que hoy todavía siguen grabados en mi mente. O de tantos momentos magníficos que compartí con gente maravillosa mientras repartíamos los últimos trozos de esta tarta.

Así que, sin más preámbulos, os dejo la receta adaptada a una alimentación consciente y saludable. Espero que la disfrutéis tanto como yo lo he hecho (puedo confirmaros que no he dejado ni las migajas!).

Ingredientes:

  • Un paquete de galletas integrales de espelta, de maíz o cualquier otro cereal (yo utilizo las de la Finestra, que no llevan azúcares, ni grasas trans, ni huevos, ni lácteos o derivados).
  • Café de cereales.
  • 1 litro de leche de arroz o avena.
  • 3 cucharadas soperas de cacao en polvo ecológico o de algarroba en polvo.
  • Canela (opcional).
  • 3 o 4 cucharadas soperas de melaza de arroz (al gusto).
  • 1 cucharada sopera de agar en polvo.
  • 2 cucharadas soperas de arruruz o kuzu.
tarta vegana

Preparación: (la mayoría ya lo sabréis!)

1. Preparamos el café de cereales, aproximadamente una taza grande. Dejamos que enfríe un poco ya que así las galletas no se nos deshacen.

2. Mientras, preparamos el chocolate, mezclando todos los ingredientes excepto el kuzu. Ponemos a calentar en un cazo y hervimos durante aproximadamente unos 8 o 10 minutos para que el agar se disuelva bien.

3. Diluimos el kuzu en un poco de leche de arroz fría y añadimos al chocolate para que espese. Vamos removiendo constantemente para que no se formen grumos. Reservamos.

4. Y lo más divertido, a montar la tarta. Seleccionamos un molde que nos guste, y vamos empapando bien las galletas en el café de cereales y colocándolas en la base del molde, que quede todo bien cubierto por las galletas. Podemos partirlas por la mitad si fuera necesario ya que luego quedan todas unidas.

5. Una vez hecha la capa de galletas, ponemos una capa de chocolate, que extenderemos bien. El grosor va en gustos!. Iremos repitiendo el proceso, alternando capa de galletas remojadas en café y capa de chocolate, tantos pisos como queráis! (yo en esta hice tres capas de galletas). La última capa será de chocolate, la cubrís bien y la dejáis enfriar.

6. Una vez fría podéis decorarla con coco rallado, almendras, o lo que se os ocurra.

Esta tarta encanta a los niños, y al no llevar el café normal pueden consumirla sin problemas.

Otra versión es hacerla con una moka, que se preparará de la misma forma que el chocolate pero cambiando el cacao por café de cereales (unas 5 cucharadas soperas si os gusta con bastante sabor a café) y mojando las galletas en leche. En esta versión, a mi me gusta acabar la última capa de arriba con chocolate también, la combinación de moka y chocolate es irresistible para mi!