Muffins de Frutos Rojos, sin gluten, sin lácteos y con opción vegana.

¡Hola lover!

Ya está aquí el esperado viernes, después de una intensa semana de trabajo al que, posiblemente, te incorporaste hace muy poco. Así que venga, para animar un poco el fin de semana, quiero dejarte esta deliciosa receta que llevaba tiempo queriendo compartir contigo: unos deliciosos muffins sin gluten, de frutos rojos, que seguro ¡te van a encantar!. 

Además, son muy fáciles de preparar, y son más sanos que cualquiera de los que puedas comprar ya hechos porque no llevan azúcares refinados, ni lácteos y son sin gluten, por lo que se digieren muy bien. Y si además llevas una alimentación vegana o no consumes huevo, te dejo la opción para que los prepares también. 

Así que hazte fan del "Do it yourself" y vete directa a la cocina, ya me cuentas qué tal el resultado. Espero que los disfrutes mucho, sola o en compañía, y que si te gustan, compartas la receta para que llegue a más gente y me dejes un comentario para decírmelo. ¡Me encanta leer vuestras opiniones y sugerencias! 

Te deseo un feliz y dulce fin de semana. 

INGREDIENTES: (para unas 10 muffins)

  • 170 gr de harina de arroz integral.
  • 30 gr de maicena.
  • Si tomas huevo, pon 3 huevos, ¡pero que sean ecológicos!. Si no tomas, prepara 3 cs de lino molido + 9 cs o más de agua (ten en cuenta que tiene que quedar con textura de huevo, así que mezcla bien y añade más agua si lo ves necesario). 
  • 100 gr de azúcar de coco o melaza de arroz o sirope de ágave...
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra o girasol.
  • 1 sobre de gasificante.
  • Vainilla en polvo, al gusto.
  • Frutos rojos, en mi caso, arándanos y frambuesas frescas. También pueden ser deshidratados, aunque no quedará tan jugosa la receta. 

PREPARACIÓN: (tiempo de reposo de la mezcla + 5' de preparación + 15' de horneado). 

  1. Mezcla todos los ingredientes secos y reserva. 
  2. Mezcla el "huevo" y el azúcar o endulzante elegido, y bate bien. Mejor con una batidora de varillas para que esponje más. Añade el aceite y bate de nuevo.
  3. Después, añade poco a poco la mezcla de ingredientes secos, mezclando bien y batiendo a más potencia los dos últimos minutos. Si la mezcla te queda espesa, puede ser debido a no utilizar el huevo, así que si no te queda con la textura normal de mezcla de magdalenas, añade un poco de la leche vegetal que tengas por casa y bate bien hasta mezclarlo todo. 
  4. Deja reposar la mezcla en la nevera, tapada con un paño. Mínimo, una media hora, pero puedes tenerla hasta 24 horas si quieres. 
  5. Para hornear, precalienta el horno a 250º para que coja mucho calor. Mientras, pon la mezcla en los moldes y añade los frutos rojos. Yo puse dos arándanos y media frambuesa por muffin, pero ponlos a tu gusto sin sobrecargarla demasiado. Mezcla con cuidado con una cuchara para que queden repartidos. 
  6. Baja el horno a 210º, y hornea los muffins unos 15 o 17 minutos, dependerá de tu horno, así que vigila que no se vayan a quemar. Comprueba que están hechos pinchando con un palo, si sale limpio es que están cocidos. No te pases con la cocción o podrían quedar muy secos. 

¡Y a disfrutar!