4 sencillas herramientas para organizar las tareas diarias

LA ORGANIZACIÓN DE LAS TAREAS DIARIAS

¿Tienes la sensación de que no llegas a todo lo que te propones cada día?

¿Siempre acabas posponiendo esas actividades que para ti son importantes porque tienes mil tareas más que atender (la casa, los niños, el trabajo, los compromisos...)?.

Bueno, que no cunda el pánico. Te traigo 4 sencillas herramientas que pueden ayudarte a salir de esa espiral y empezar a tener más orden, claridad y felicidad en tu vida.

¡Vamos a ello!

herramientas de organizacion de las tareas diarias
organizar tareas diarias

1. Prepara tu hoja de tareas rutinarias.

En tu día a día, encuentras tareas que siempre tienes que hacer, da igual que llueva o haga sol, ahí están esperándote. Lo que no es efectivo es tener que reescribir todos los días de nuevo esas tareas en tu agenda o en la puerta de tu frigorífico. Por eso, te traigo esta plantilla que puedes descargar, imprimir, rellenar a tu gusto e ir tachando conforme vayas realizando las cosas. La plantilla que te regalo es muy sencilla pero efectiva, pero si se te da bien el diseño, ¡te animo a que hagas la tuya propia!

2. Crea un calendario de planificación.

Muchas veces, nos encontramos con que tenemos cosas que hacer pero no podemos realizarlas en ese día, esa semana, o incluso, en ese mes. ¡Por eso es tan importante planificar! Y en este caso, el calendario es la herramienta básica y fundamental de toda la vida. A mi me gusta más utilizar el formato papel, pero también puedes encontrar muchos recursos digitales, como Google Calendar o el i-calendar...

En este calendario podemos incluir las tareas que sean urgentes de realizar ese día, así como recordatorios de cosas que tienen una fecha concreta (cita médico, reunión...). Lo bueno de usar en estos casos los recursos digitales es que podemos enviarnos recordatorios a nuestro móvil o nuestro email para asegurarnos de que no olvidamos nada.

listas

3. Hazte listas.

Si, seguro que has visto miles de ejemplos de listas por internet. La idea es hacernos listas según una clasificación que nos funcione. Por ejemplo: lista de cosas que tengo que comprar, lista de llamadas que tengo que hacer, lista de asuntos de casa como arreglos o cambios de bombillas, recetas por probar, lista de tareas más creativas… Además, podemos ayudarnos de un rotulador para marcar aquellas tareas que son más urgentes.

Lo mejor para comenzar con esta técnica es que hagas una lista inicial con todas esas tareas que tienes pendientes de hacer, y de ahí, vayas confeccionando tu propia lista de cosas por hacer.

Puedes utilizar una libreta o cuaderno pequeño, que separes según tu clasificación, y en las que vayas anotando tus tareas. No te olvides de repasarlas un par de veces al día, por la mañana al levantarte, o si vas a hacer algún recado, alguna llamada telefónica... ¡Ah! Y cuando cumplas la tarea, ¡no te olvides de tacharla de tu lista! Esto es una pequeña acción que da mucha satisfacción personal.

 

4. Pide ayuda y delega.

Aunque parezca algo obvio, no siempre lo hacemos. Nos cargamos con la responsabilidad de tener que llevar a cabo todas las tareas pendientes porque queremos asegurarnos de que se hagan y se hagan bien, además.

Es importante que aquí veamos que si hay algo que podemos hacer en menos de dos minutos, lo hagamos y lo tachemos de nuestra lista. Pero si es algo que puede llevarnos más tiempo, también podemos pedir ayuda para hacerlo más rápido o delegar esa tarea a otra persona.

Pueden ser desde temas laborales, domésticos, hasta cosas que tienes que consultar con tu pareja, o que puedes hacer con tus niños... Podría ser una lista más dentro de tu sistema.

 

¡Y esto es todo! Como ves, son pasos y recursos sencillos que puedes empezar a poner en práctica. No hace falta que los hagas todos, puedes empezar con uno o dos y ver si te funcionan. Y también, adaptarlos a tus necesidades. La clave está con encontrar esos métodos de planificación que mejor te funcionen a ti.

¿Te animas a contarme en comentarios qué métodos utilizas tú o si te han servido de ayuda los que te propongo? Y si es así, ayúdame a compartir :) 

Con cariño,

Carmen Muñoz