COOKIES DE CHOCOLATE

¡Hola Lover!

Hoy paso a dejarte una receta que en pocas palabras, es BRUTAL. De verdad, si te gustan las cookies de chocolate, éstas van a formar parte de tus próximos horneados. 

Son fáciles de hacer, sin gluten y sin lácteos. Tampoco he utilizado azúcar refinado para hacerlas, por lo que pueden ser una opción más saludable y nutritiva. Si utilizas el azúcar de coco, estarás reduciendo considerablemente la carga glucémica de estas galletas, por lo que no sobrecargarás a tu torrente sanguíneo de un pico de azúcar. 

Además, son ideales para hacerlas y disfrutarlas después con los peques de la casa. Les van a encantar, ¡ya me lo dirás!

No me enrollo más, y aquí te dejo con la receta. Las cantidades son para unas 12 cookies bien grandes y gorditas, pero puedes hacerlas más pequeñas si lo deseas. Lo único es que tendrás que reducir algo el tiempo de horneado para que no se quemen o queden demasiado duras. 

¡Cuéntame si las has hecho y os han gustado!

Cookies de chocolate sin gluten sin lácteos sin azúcar refinado

Ingredientes (para 12 cookies grandes):

  • 2/3 taza / 80 gr de harina de trigo sarraceno
  • 1/2 taza / 50 gr de copos de avena
  • 1/3 taza / 70 gr de harina de coco
  • 1/3 taza coco rallado
  • 1 cuchara s de semillas de sésamo
  • 1/2 cucharadita de levadura química o bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo
  • Una pizca de sal
  • 1/2 taza de manteca de coco o aceite de coco (que esté líquido)
  • 1 huevo XL
  • 1 taza / 120 gr de azúcar de coco (o panela)
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 70 gr de chocolate negro troceado (mínimo 70% de cacao)
cookies de chocolate sin gluten sin lácteos sin refinados

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 200ºC. Y prepara una bandeja con papel de hornear.
  2. Derrite la manteca o aceite de coco a fuego suave y deja enfriar un poco.
  3. Mezcla todos los ingredientes secos en un bol.
  4. Pon en otro bol el huevo y el azúcar de coco, y bate para mezclar bien. Añade la manteca o aceite derretido y el sirope de arce y mezcla bien de nuevo.
  5. Añade a este bol la Mezcla de los ingredientes secos, poco a poco, y ves removiendo con una espátula o cuchara. Se formará una pasta bastante densa.
  6. Añade el chocolate trozeado e integral o bien en la mezcla.
  7. Humedécete las manos un poco, y ves tomando trozos de masa para hacer bolitas del tamaño de una pelota de golf. Ves aplastándolos ligeramente y colocándolos en la bandeja dejando espacio entre las galletas, ya que crecen.
  8. Hornea durante unos 15 - 20 minutos, hasta que estén bien doradas, saca del horno y déjalas reposar en la bandeja. Si haces cookies más pequeñas, quizás tengas que reducir el tiempo de horneado.
  9. Puedes guardarlas en un bote de cristal o en un tarro hermético.

FALAFELS SIN GLUTEN

¡Hola lover!

Hoy te traigo esta receta que tanto éxito tuvo en las redes sociales el otro día. 

falafel sin gluten vegano

Los falafels, son una especie de croquetas que se hacen de garbanzos. Son muy típicas de países mediterráneos y orientales, y es un plato que gusta a todo el mundo. Una excelente forma de dar a comer legumbres a los más pequeños de la casa (y algunas veces, a los no "tan pequeños" pero que se resisten a comerlas...).

Es una receta sencilla, pero tienes que ser previsora ya que necesitarás dejar en remojo los garbanzos durante al menos unas 8 horas. Yo suelo dejarlos toda la noche y parte de la mañana, así quedan más jugosos después.

La forma tradicional de prepararlos es friéndolos, pero si te apetece una versión más saludable, prepara una bandeja de horno con papel de hornear, pincela los falafels con un poco de aceite de oliva virgen extra y hornea a 180º durante unos 10 - 15 minutos por cada lado, hasta que se doren.

¡Aquí te dejo con la receta! No olvides compartirla y si te animas a prepararla, ¡enséñame cómo te queda por las redes sociales! Me hace súper feliz ver vuestras fotos y compartirlas con el resto de lovers de esta maravillosa comunidad que hemos creado. 

Ingredientes: 

  • 250 gr de garbanzos secos (puestos en remojo mínimo unas 8 horas)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 75 gr de cebolleta 
  • 3 ramitas de hojas de perejil fresco 
  • 3 ramitas de hojas de cilantro frescas 
  • 1/2 cucharadita de levadura química en polvo 
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo 
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo 
  • 1 cucharadita de sal marina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina sin gluten (arroz, avena...) o pan rallado sin gluten 

Elaboración:

Falafel sin gluten
  1. Poner los garbanzos en remojo con bastante agua filtrada, al menos durante 8 horas. Cuanto más tiempo estén más hidratados estarán y quedarán más jugosos los falafels
  2. Pica la cebolleta, el ajo, el perejil y el cilantro, lo más picado que puedas en el procesador de alimentos o batidora. 
  3. Incorpora al procesador de alimentos los garbanzos escurridos, el curry, el comino, la levadura química y la sal. Tritura hasta conseguir una masa densa pero sin importar que quede algún grumo.
  4. Colócala en un bol, tápala con film y deja reposar unos 30 minutos en el frigorífico. 
  5. Si la masa está un poco blanda, añade un par de cucharadas de harina y mezcla bien. 
  6. Forma bolitas con la masa y ves dándoles forma de medallón. Si quieres, pásalas por harina o pan rallado. 
  7. Pon a calentar el aceite en una sartén y fríe los falafels hasta que se doren. También puedes hacerlos en el horno, pincelándolos con aceite de oliva y horneando sobre papel de hornear, a 180 grados durante unos 10 - 15 minutos por un lado, y otros 10 por otro, hasta q se vean dorados. Al horno quedarán un poco más secos pero igualmente de deliciosos. 

CROQUETAS DE MIJO Y BONIATO - BLW

¡Hola lover!

Esta semana subí una receta a mis redes sociales que parece que os interesó bastante. El tema del Baby Led Weaning ha venido para quedarse, por lo que compartiré mucho contenido sobre este método. Si quieres saber más cosas sobre él, puedes leer en qué consiste aquí.

Lo que te decía, viendo que preguntabais por la receta, hoy paso por aquí para dejarte cómo prepararla y contarte algunas bondades sobre el mijo y la alimentación infantil.

croquetas de mijo BLW

En nuestro caso, hemos empezado a combinar algunos alimentos para el peque. Ya come plátano 🍌, brócoli🌱, boniato 🍠, zanahoria 🥕y está probando el melocotón 🍑 y la pera. 

Croquetas de mijo BLW


Pero queríamos comenzar a incluir algún cereales ya. Así que la opción del mijo me pareció perfecta porque: 


👉🏼es una gran fuente de vitaminas del grupo B
👉🏼 es muy rico en hierro, lo que lo hace perfecto para esta etapa en la que empieza a ser necesario
👉🏼 también es rico en fósforo, fundamental para el sistema nervioso, y otros minerales como el calcio, el magnesio (indispensable para la fijación del calcio) y silicio.
👉🏼 es alto en proteína
👉🏼 es muy energético y de fácil digestión
👉🏼 no contiene gluten
👉🏼 su textura nos permite diversas preparaciones

Y una de esas preparaciones son estas croquetas que te cuento a continuación. Se preparan de manera muy sencilla, ya verás. 

INGREDIENTES (para unas 10 croquetas):

  • 1/2 taza de mijo (unos 125 gr)
  • 2 tazas de agua mineral
  • Un boniato asado o al vapor (otras opciones, brócoli, zanahoria, calabacín... lo que tu peque ya tenga integrado)

ELABORACIÓN:

  1. Ponemos el mijo en un escurridor y lavamos bien bajo el grifo, con abundante agua, durante uno o dos minutos. Esto es para quitarle el sabor amargo y las impurezas que pueda llevar. Dejar escurrir bien.
  2. Ponemos a calentar una olla o cazo, y añadimos el mijo para tostarlo un poquito. Darle vueltas sin parar para que no se queme. Sabremos que está cuando empiece a desprender un olor a tostado (uno o dos minutos).
  3. Añadimos el agua de cocción, bajamos a fuego bajo, y dejamos hervir tapado durante unos 35 o 40 minutos, hasta que se haya absorbido toda el agua. Verás que queda muy cremoso y bastante deshecho. Deja enfriar.
  4. Una vez frío, mezclamos con el boniato en un cuenco, y chafamos con un tenedor o con las manos. No pasa nada si queda algún trocito, siempre que veáis que son texturas fácilmente aplastables por la lengua de vuestro bebé. 
  5. Una vez estén bien mezclados, vamos haciendo forma de croquetas con las manos, o bolitas. Y las vamos poniendo sobre papel de hornear en una bandeja. 
  6. Horneamos a 180 durante unos 15 o 20 minutos, hasta que veas que empieza a salir una capita dorada. Esto hace que se queden un poco más compactas por fuera y no se les rompan tan fácilmente. 
  7. Déjalas enfriar y ofréceselas a tu peque, ¡a ver qué le parecen!
baby led weaning croquetas de mijo

He de decir que la primera vez, Gonzalo disfruto más rompiéndolas que probándolas. Pero la segunda y tercera vez, fueron un éxito. 

Si te animas a probarlas, enséñame el resultado etiquetándome en tu foto como @lovinglavidasana o con el hashtag #lovinglavidasana 

Y si te ha gustado, ¿quieres ayudarme a compartirla? ;) 

¡Un fuerte abrazo!

 

Baby Led Weaning, el método para que tu niño aprenda a comer solo

Seguramente te estás preguntando qué es este método que te traigo hoy al blog. Si me sigues por redes sociales, ya sabrás que a partir de ahora voy a abrir una nueva sección dedicada a la alimentación infantil. Son varias las razones que me han llevado a esto.

  • Por un lado, me interesa y preocupa mucho por las circunstancias que vivimos cada día en torno a este tema (preocupación de los padres, obesidad infantil, alimentos procesados e inadecuados para la infancia, necesidad de menús equilibrados para los más pequeños...).
  • Por otro lado, porque sois muchas las personas que me pedís consejos, ideas, y me planteáis cuestiones sobre cómo podéis alimentar adecuadamente a vuestra familia, y en concreto, cómo podéis hacer para que vuestros hijos crezcan en un entorno saludable, con unos buenos hábitos y una alimentación adecuada que les ayude a su desarrollo. 
  • Y por último, porque como madre que soy ahora, me estoy centrando mucho en este tema, y me encanta poder compartir contigo todo lo que voy aprendiendo y experimentando con mi pequeño. Porque sí, yo en esto también soy madre primeriza, me preocupan las mismas cosas que a ti en torno a su crianza y su alimentación, y me gustaría que se desarrolle en un entorno feliz y saludable en torno a la alimentación y sus hábitos. 

Mañana Gonzalo va a cumplir 6 meses, y llega el momento de comenzar con la alimentación complementaria. Han sido unos meses maravillosos de lactancia materna exclusiva, en la que el vínculo creado con él ha sido maravilloso (puedes leer más sobre mi experiencia aquí).

Pero ahora ha llegado otro momento, otro paso en su desarrollo, en el que además, podremos ser partícipes toda la familia. Nos hemos decidido a practicar este método del que te hablaré a continuación, y te explicaré las razones por las que lo vamos a llevar a cabo.

Además, te daré unas recomendaciones para que sepas cuándo puedes empezar a practicarlo y la manera de realizarlo, ya que la seguridad en todo lo que hacemos con nuestros pequeños es fundamental, y para ello, debemos estar bien informados. En otros posts te iré contando más cosas sobre el BLW y si me sigues por mis redes sociales, podrás ver cómo vamos poniéndolo en práctica para que puedas hacerte una idea de cómo llevarlo a cabo. 

¡Vamos a ello!

Carmen, ¿Qué es esto del Baby Led Weaning (BLW)?

Baby Led Weaning BLW

Baby Led Weaning

Alimentación autoregulada por el bebé

El método Baby Led Weaning (BLW) hace referencia al momento en el que el bebé comienza con la alimentación complementaria. En español, podría traducirse como "alimentación autoregulada por el bebé", y en eso consiste: es el bebé el que toma la iniciativa a la hora de comenzar a introducir alimentos diferentes a la leche materna

Este método va a coincidir con el periodo de destete, que es cuando ofrecemos al bebé nuevos alimentos y que llevará a que, progresivamente, se vaya reduciendo la toma de leche hasta llegar a adquirir la dieta alimentaria familiar. Es muy importante recalcar que en este periodo los alimentos que se le comienzan a dar al bebé no van a sustituir al alimento principal, que continuará siendo la leche. Como se indica, es "alimentación complementaria", es decir, complementa a la lactancia

Y bueno Carmen, pero ¿qué quieres decir con que es autoregulada por el bebé?

Esto quiere decir que vamos a ofrecerles alimentos sólidos que sean adecuados en cuanto a formas, texturas, elaboración, valoración nutricional... y ponerlos a su alcance para que los manipule, experimente, y haga con ellos lo que considere oportuno... ¡Que no cunda el pánico! Que ya puedo ver tu cara algo asustada y asombrada. Veamos un poco de teoría sobre el aprendizaje. 

El autor David Kolb, desarrolló un modelo de aprendizaje basado en experiencias, entendiendo estas como "toda serie de actividades que nos permiten aprender". Otras teorías del desarrollo y del aprendizaje, señalan la importancia de interactuar con el entorno y participar activamente en las actividades de una manera individualizada, dejando que sea el propio niño el que explore a sus anchas, para que se produzca un aprendizaje. Esto es lo que vamos a poner en práctica con el BLW. 

Por esto, se trata de ofrecer los alimentos sólidos y dejar que sea el niño el que se los acerque a la boca cuando esté preparado para ello, en lugar de esperar a que sea el adulto el que le introduce el alimento triturado en la boca con la ayuda de una cuchara. (Rapley G, Murkett T. El niño ya come solo. 1st Barcelona. Medici. 2012. - Lopez E. Baby-Led Weaning. En: Una maternidad diferente. [Internet]. 2013. Disponible en: http:// www.unamaternidaddiferente.com/p/baby-led-weaning.html?m=1)

De esta forma, vemos que el bebé sigue teniendo un papel activo en el momento de alimentarse, tal y como lo estaba haciendo con la lactancia materna a demanda. Como hemos dicho, el papel del adulto no es dar de comer al bebé, sino el de poner a su disposición aquellos alimentos saludables, apropiados y seguros para que sea el niño el que experimente con ellos, se los lleve a la boca, y aprenda cómo comer.

¡Tranquila! que estoy adivinando lo que estás pensando: ¿no se atragantará con la comida sólida? ¿Cómo va a poder comer si no es triturado si todavía no sabe masticar ni tiene dientes?

Baby Led Weaning

En primer lugar, debemos diferenciar lo que es un atragantamiento real de lo que es una arcada o una tos fuerte que ayude a expulsar el alimento. Esto es un acto reflejo que hace que la garganta se cierre y que la lengua pueda expulsar el alimento hacia afuera, y por tanto, la forma en la que el bebé aprende a gestionar el alimento dentro de su boca. Nunca debemos de introducir los dedos en su boca ni golpear su espalda cuando este tosiendo por sí mismo o dando arcadas, ya que entonces si que podemos desplazar el alimento y provocar un atragantamiento real. Si el bebé está tosiendo con fuerza, puede llorar, hablar, respirar con normalidad. o emitir sonidos, no está ahogándose. Igualmente, si que es recomendable aprender unas nociones básicas de primeros auxilios, tanto si decides practicar BLW como si no, para aprender cómo actuar en caso de atragantamiento real. Puedes preguntar a tu pediatra o enfermero/a para que te enseñé la maniobra a llevar a cabo. 

En realidad, y tal cómo indica la Nutricionista Lidia Folgar,

"Respecto al tema del atragantamiento ya tenemos estudios sólidos que determinan que los bebés alimentados siguiendo Baby-Led-Weaning “con asesoramiento” (y esto lo recalco, porque no hay datos para madres y padres que siguen este método por su cuenta sin ninguna pauta concreta de seguridad), no solo no se atragantan más que sus homólogos, sino que a partir de los 8 meses tienen menos arcadas que los alimentos con purés. Se cree que esto es porque están más acostumbrados a gestionar texturas diferentes desde el principio en comparación con los que se alimentan siempre a base de purés y luego intentan introducir alimentos sólidos".

Si queremos practicar este método con seguridad, además de buscar asesoramiento y nunca dejar a nuestro hijo sólo mientras lo practicamos, podemos tener en cuenta una serie de medidas o normas de seguridad y tener en cuenta unos requisitos para comenzar. 

Requisitos para comenzar con BLW

  • El bebé debe haber alcanzado un nivel óptimo de desarrollo motor. Esto podemos saberlo si es capaz de mantenerse sentado y erguido, sin ayuda, al igual que llevarse cosas a la boca el sólo. Si todavía se sienta en la trona pero de manera reclinada en el respaldo no es seguro ya que pueden producirse más riesgo de atragantamiento en esta posición. 
  • Comenzar aproximadamente a los 6 meses, ya que es cuando su aparato digestivo está preparado para nuevos alimentos. Esto siempre es orientativo, puede ser a los 5 meses y medio o a los 7. Pero si no lo adelantamos, mejor. 
  • Ha perdido el reflejo de extrusión, que es cuando el bebé empuja hacia afuera de su boca cualquier objeto que se acerca a su lengua. 
  • El bebé muestra interés por lo que comen sus padres y quiere llevarse los alimentos a la boca.
  • En cuanto a tí, como padre o madre, tener ganas de disfrutar del proceso junto a tu hijo y que no te importe tener que limpiar todo lo que se ensucie. 

NORMAS DE SEGURIDAD

blw alimentos
  • El bebé debe estar sentado, en posición erguida.
  • Evitar todo tipo de distracciones, como la televisión, el teléfono móvil o la tablet, juguetes, hacerle caritas, cantar canciones...
  • Nunca dejar al niño sólo, ni siquiera un segundo. Además, lo ideal es que compartamos el momento de la comida como parte del proceso. 
  • Evitar ciertos tipos de alimentos, como:
    • frutos secos enteros o semillas (podemos darlos triturados o en crema), gusanitos, caramelos o golosinas (además, no aportan nada a nivel nutricional y tienen un exceso de azúcar).
    • Alimentos pequeños y de forma redonda (como garbanzos, cerezas, uvas, aceitunas, tomates cherry, guisantes…). Podemos ofrecérselos cortados por la mitad, sin hueso, o triturados como parte de otros platos. 
    • Salchichas tipo frankfurt, ya que pueden bloquear las vías respiratorias. 
    • La piña y la sandía, por su textura.
    • Alimentos duros, como zanahorias crudas, manzana... Podemos rallarlas y cocinarlas.
    • El maíz
    • Las frutas deshidratadas.
    • Las patatas fritas de bolsa.
    • Panes tostados, crackers, palitos de pan (tipo colines o picos), porque no se deshacen fácilmente y pueden romperse en trozos duros.
  • Cocinar adecuadamente los alimentos, para que queden blanditos y que el bebé sea capaz de aplastarlos sin problema con la lengua y las encías. Puedes saberlo si al cocinarlo puedes chafarlo entre tus dedos sin esfuerzo. 
  • Respecto al tamaño de los alimentos, ofrecer los alimentos en palitos similares al dedo de un adulto, para que el bebé lo pueda agarrar fácilmente y sobresalga un poco de su mano. 

Vale, hasta aquí todo claro. Pero ¿qué beneficios encontramos al practicar BLW?

Son múltiples beneficios los que podemos encontrar al practicar éste método, enumero algunos de ellos:

Baby Led Weaning
  • Reducir futuros problemas con los grumos y los trozos de comida que, en muchas ocasiones, provocan rechazo en los niños. Esto ocurre porque con el BLW el niño aprende antes a masticar, y no a tragar como ocurre cuando le damos la comida triturada en purés. 
  • El niño se integra en las comidas familiares por lo que se convierten en un momento de compartir y disfrutar para toda la familia. 
  • No requiere de grandes elaboraciones culinarias, es más, lo ideal es que el niño coma lo mismo que sus padres pero con las adaptaciones necesarias (sin sal, cortado en los tamaños adecuados, cocinado...)
  • Favorece la autonomía del bebé a la hora de comer, lo que hará que disfrute del momento de la comida y no se convierta en algo horrible, en el que lo obligamos a comer más de lo que necesita. Si enseñamos desde el principio a que el niño se autorregule, tal y como ha estado haciendo hasta ahora con la lactancia, evitaremos que las comidas se conviertan en una lucha. 
  • Muy relacionado con el punto anterior, al favorecer que sea el niño el que se regule lo que come, conseguiremos no acostumbrarlo a que coma por comer, sino porque de verdad lo necesita. Esto ayudará a prevenir futuros problemas de obesidad y enfermedades relacionadas con ella. Actualmente, el 26% de los niños y el 24% de las niñas, tienen sobrepeso en nuestro país (según datos de la Federación de Diabéticos Española).
  • Aprende a identificar los sabores y formas de cada alimento, de esta forma, no le provocan rechazo después. En el caso de los purés, no pueden identificar las formas y sabores concretos de cada alimento porque van todos juntos en un mismo plato y en puré, lo que puede llevar a que después aparezca rechazo hacia ciertos tipos de alimentos, por su forma, color, sabor...
  • Se favorece el desarrollo bucal y de las cuerdas vocales, lo que ayudará en el desarrollo del lenguaje de una manera positiva. 
  • Estimula sus sentidos, ya que dejamos que experimente con olores, sabores, texturas, colores... Lo que es muy positivo para su desarrollo cognitivo
  • Ayuda a desarrollar la coordincación óculo-manual y las capacidades motoras.

Igualmente, si queréis más información, podéis buscar los siguientes libros:

  • "Mi niño no me come", del Pediatra Carlos González (es más, este libro lo recomiendo si o si, vayas a practicar este método o no).
  • "Aprender a comer sólo", de la Nutricionista Lidia Folgar.
  • "El niño ya come solo", de Gill Rapley, autora del método BLW.
  • "Baby-led weaning. 70 recetas para que tu niño coma solo", de Begoña Prats.

Y con esto acabo el post de hoy. Espero que te haya servido de ayuda para tener más claridad sobre el método. Recuerda que en mis redes sociales iré compartiendo lo que voy dando de comer a mi peque, así como ideas y recetas que puedes utilizar. 

Ahora te toca ayudarme tú a mi, simplemente comentándome qué cosas más te gustaría saber sobre el método para que pueda ir preparando próximos posts que te interesen y te ayuden. 

 

Magdalenas de trigo sarraceno y café

¡Hola lover!

Si estás buscando una receta sin azúcares refinados y sin gluten, pero que no lleve mix de harinas comerciales o almidones, quédate leyendo porque esto te va a gustar. 

Magdalenas veganas trigo sarraceno y café

Si además, te gusta el saborcito a café y el trigo sarraceno, ¡vas a encontrar una combinación ganadora! Y es que me quedaba un poco de trigo sarraceno en grano de este invierno y no sabía muy bien como gastarlo, ya que es un "cereal" de invierno a  nivel energético. Así que pensé en tostarlo, molerlo, y hacer una maravillosa y deliciosa de harina de trigo sarraceno tostado. La idea de hacer magdalenas con ella, vino instantes después.

Ya estoy pensando en recetas que poder hacer y/o adaptar para cuando empiece la alimentación complementaria con mi peque. Y creo que esta receta va a estar genial, sustituyendo el café por zumo de naranja. Mi idea es hacer Baby-Led Wining, así que iré contando qué tal la experiencia, si te apetece saberla. 

Si decides hacer la receta, ten en cuenta que la mezcla tiene un tiempo de reposo. Este paso no es fundamental, pero para mí es muy importante, ya que ayuda a que salgan más esponjosas debido al chocque térmico que se produce. Por lo que siempre que hago alguna receta de repostería sin gluten, la dejo reposar en el frigorífico, al menos 2 horas. Si puedes, lo mejor es dejarla toda la noche, y así, a la mañana siguiente, sólo es hornear y ¡tachán! Magdalenas recién horneadas para desayunar.

¡Vamos con la receta!

INGREDIENTES (para unas 8 magdalenas):

  • 50 mililitros de café (puedes sustituir por café de achicoria, de algarroba o zumo de naranja)
  • 40 gr de tahini sin sal (puedes usar crema de almendras o avellanas, sin azúcar añadido)
  • 30 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos orgánicos o 2 cucharadas soperas de lino molido, disuelto en 6 cucharadas de agua, hasta que adquiera consistencia de huevo
  • 50 gr de azúcar de coco o panela
  • 100 gr de trigo sarraceno tostado* o no, pero recién molido para hacer la harina.
  • 6 gr de levadura química

*Para tostar el trigo, solo has de poner un recipiente al fuego medio, echar el trigo sarraceno sin nada de aceite o grasa, y calentarlo, removiendo a menudo, hasta que aparezca el aroma a tostado del trigo sarraceno. Es importante no dejar de remover para que no se nos queme. Una vez listo, sacamos rápidamente y dejamos enfriar. 

ELABORACIÓN (requiere un tiempo de reposo):

  1. Prepara el café, café de achicoria, algarroba o zumo de naranja.
  2. Mientras se enfría un poco, prepara el molde o moldes para magdalenas que vayas a utilizar.
  3. Mezcla el café con el tahini o crema de almendras, y el aceite de oliva. Ha de quedar todo bien integrado, sin grumos.
  4. Bate los huevos con el azúcar de coco o panela. Añade la harina de trigo sarraceno, la levadura química, y vuelve a batir bien. 
  5. Añade a esto la mezcla de café, y remueve bien para que quede todo bien mezclado. 
  6. Reparte la mezcla en los moldes de magdalenas y deja reposar en la nevera al menos 2 horas. 
  7. Calienta el horno a 240º, introduce los moldes y baja la temperatura a 210º. 
  8. Hornea durante 10 - 12 minutos. Para saber si están hechas, pínchalas con un palillo y comprueba que sale limpio. 
  9. Espera a que se enfríen antes de desmoldarlas, y disfrútalas. 

 

Si te ha gustado la receta, no olvides que ¡compartir es vivir! Y si quieres enseñarme cómo ha quedado, compartela en tus redes sociales etiquetándome como @lovinglavidasana o con el hashtag #lovinglavidasana