COOKIES DE CHOCOLATE

¡Hola Lover!

Hoy paso a dejarte una receta que en pocas palabras, es BRUTAL. De verdad, si te gustan las cookies de chocolate, éstas van a formar parte de tus próximos horneados. 

Son fáciles de hacer, sin gluten y sin lácteos. Tampoco he utilizado azúcar refinado para hacerlas, por lo que pueden ser una opción más saludable y nutritiva. Si utilizas el azúcar de coco, estarás reduciendo considerablemente la carga glucémica de estas galletas, por lo que no sobrecargarás a tu torrente sanguíneo de un pico de azúcar. 

Además, son ideales para hacerlas y disfrutarlas después con los peques de la casa. Les van a encantar, ¡ya me lo dirás!

No me enrollo más, y aquí te dejo con la receta. Las cantidades son para unas 12 cookies bien grandes y gorditas, pero puedes hacerlas más pequeñas si lo deseas. Lo único es que tendrás que reducir algo el tiempo de horneado para que no se quemen o queden demasiado duras. 

¡Cuéntame si las has hecho y os han gustado!

Cookies de chocolate sin gluten sin lácteos sin azúcar refinado

Ingredientes (para 12 cookies grandes):

  • 2/3 taza / 80 gr de harina de trigo sarraceno
  • 1/2 taza / 50 gr de copos de avena
  • 1/3 taza / 70 gr de harina de coco
  • 1/3 taza coco rallado
  • 1 cuchara s de semillas de sésamo
  • 1/2 cucharadita de levadura química o bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo
  • Una pizca de sal
  • 1/2 taza de manteca de coco o aceite de coco (que esté líquido)
  • 1 huevo XL
  • 1 taza / 120 gr de azúcar de coco (o panela)
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 70 gr de chocolate negro troceado (mínimo 70% de cacao)
cookies de chocolate sin gluten sin lácteos sin refinados

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 200ºC. Y prepara una bandeja con papel de hornear.
  2. Derrite la manteca o aceite de coco a fuego suave y deja enfriar un poco.
  3. Mezcla todos los ingredientes secos en un bol.
  4. Pon en otro bol el huevo y el azúcar de coco, y bate para mezclar bien. Añade la manteca o aceite derretido y el sirope de arce y mezcla bien de nuevo.
  5. Añade a este bol la Mezcla de los ingredientes secos, poco a poco, y ves removiendo con una espátula o cuchara. Se formará una pasta bastante densa.
  6. Añade el chocolate trozeado e integral o bien en la mezcla.
  7. Humedécete las manos un poco, y ves tomando trozos de masa para hacer bolitas del tamaño de una pelota de golf. Ves aplastándolos ligeramente y colocándolos en la bandeja dejando espacio entre las galletas, ya que crecen.
  8. Hornea durante unos 15 - 20 minutos, hasta que estén bien doradas, saca del horno y déjalas reposar en la bandeja. Si haces cookies más pequeñas, quizás tengas que reducir el tiempo de horneado.
  9. Puedes guardarlas en un bote de cristal o en un tarro hermético.

Tarta de cumpleaños Loving. Vegana, sin gluten y sin azúcares refinados.

¡Hola lovers!

Mi cara de felicidad lo dice todo

Mi cara de felicidad lo dice todo

El pasado domingo 5 de marzo ¡fue mi cumpleaños!. Y he de decir que fue uno de los más especiales que he vivido.. Supongo que el nuevo miembro de la familia ha tenido mucho que ver en esto, pero también, porque me sentí muy acompañada por personas importantes y muy queridas. Además, tenía la sensación de que no necesitaba nada más en mi vida. Que todo lo que podía querer o desear ya lo tenía conmigo. Fue una sensación que me llenó el alma y que hizo que abriera más los ojos a lo importante que son los pequeños detalles en nuestras vidas y estar rodeado de las personas a las que queremos.

Muchas veces, nos preocupamos por tener y tener y tener (ropa nueva, el último móvil, un coche mejor, más trabajo, más comida...) cuando en realidad, con muy poco seríamos felices. Si lo pensamos, esto provoca en nosotros un sentimiento de escasez, ya que nos parece que nunca tenemos suficientes cosas. Pero si nos paramos a observar con unas "gafas de abundancia", nos daremos cuenta que somos afortunados por lo que tenemos y que cuanto menos atados estemos a las cosas, menos necesitaremos para ser felices. 

Pero bueno, a lo que iba. Os lanzaba en redes sociales un pequeño reto: si adivinabais dos de los ingredientes especiales que llevaba mi tarta de cumpleaños, compartía la receta. Y como era de esperar, ¡hicisteis muy bien los deberes! Esos ingredientes eran:

  • El aguacate, con el que hice una rica mousse para el interior de la tarta.
  • El té verde matcha, del que si me sigues desde hace tiempo, sabes que soy muy fan, tanto por sus propiedades, como por su delicioso sabor. Si me sigues en instagram o facebook podrás ver muchas recetas que comparto con este rico ingrediente. 

Y ahora si, ¡vamos con la receta!

Tarta de cumpleaños vegana

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 100 gr de harina de arroz.
  • 100 gr de maicena.
  • 50 gr de harina de coco (puedes utilizar almendra también).
  • 3 o 4 cucharadas de té matcha
  • Aceite de coco para engrasar el molde.
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo.
  • 4 cucharadas soperas de chía molida en 12 cucharadas soperas de agua o 4 huevos de gallinas felices.
  • 150 gr de melaza de arroz o azúcar de coco o panela.
  • Vainilla (opcional)
  • Almíbar: melaza de arroz o sirope de ágave + agua mineral caliente. 

Para la mousse de chocolate:

  • 1/2 aguacate maduro.
  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo, sin azúcares añadidos.
  • Melaza de arroz o sirope de ágave al gusto (ir probando hasta conseguir el sabor dulce que te guste)

Para la cobertura de chocolate:

  • Una tableta de chocolate puro, endulzado con azúcar de coco, o sirope, o estevia...

ELABORACIÓN:

1º. El bizcocho. Lo elaboramos con antelación para que pueda enfriarse bien antes de montar la tarta. Yo lo preparé la tarde de antes. 

  • Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde redondo desmontable con el aceite de coco. 
  • Preparamos el "huevo" vegano, triturando las semillas de chía y mezclándolas con el agua. Las dejamos reposar para que adquieran la consistencia de huevo. 
  • Mezclamos los ingredientes secos (harinas, maicena, levadura química y té matcha). Reservamos.
  • Ponemos en un bol el azúcar de coco o el endulzante elegido, añadimos el huevo, la vainilla si la utilizamos, y batimos bien. Añadimos la mezcla anterior de harinas, poco a poco, y vamos mezclando hasta obtener una masa como la de bizcocho. Si dejamos reposar esta masa en el frigorífico, durante al menos 30 minutos, mejor.
  • Añadimos al molde y horneamos durante aproximadamente unos 25 o 30 minutos.
  • Sabremos que está hecha al pincharla y que salga el palo limpio. 
  • Dejamos enfriar y desmoldamos. 

2º: La mousse de chocolate:

Mezclamos todos los ingredientes en una batidora, hasta que adquiera consistencia de mousse. Vamos rectificando de dulce hasta que tengamos el sabor que nos guste. Reservamos.

3º. El almíbar:

Ponemos en un bol una taza de melaza de arroz o sirope de ágave y vamos añadiendo el agua caliente para hacer un almíbar ligero. 

Tarta de cumpleaños vegana

4º. El montaje de la tarta:

  • Cogemos el bizcocho, y con cuidado de hacerlo simétrico y sin romper, vamos cortándolo por la mitad. 
  • Empapamos cada mitad del bizcocho con el almíbar.
  • En la parte de bizcocho que queda como base, vamos poniendo nuestra mousse de chocolate. Repartimos una buena cantidad para que quede jugosa (como de un dedo de grosor).
  • Ponemos la parte de arriba del bizcocho.
  • Por último, ponemos a derretir la tableta de chocolate al baño maría, con fuego suave y removiendo bien para que no se pegue. Lleva cuidado de que no le salpique agua o se estropeará.
  • Una vez bien deshecho, volcamos con cuidado sobre la tarta y vamos aplanando con un cuchillo o paleta de cocina. 
  • Dejamos enfriar y listo.

¡En casa fue todo un éxito!

Así que, si te animas a probarla, estaré encantada de que me cuentes si te ha gustado y me la enseñes en redes sociales con el hashtag #lovinglavidasana

Y si me ayudas a compartir la receta, me harás un gran regalo de cumpleaños a mí y a la gente que le llegue y pueda tener su tarta saludable para celebrar sin culpa y de una manera sana. 

 

Dos dulces navideños y veganos, en 5 minutos cada uno

¡Hola lover!

Ya se acercan las fiestas navideñas y, como no, las reuniones familiares y de amigos. Y claro, tú que llevas tiempo cuidando tu alimentación, y no quieres consumir azúcares refinados, ni grasas perjudiciales, estás preguntándote cómo lo vas a hacer...

¿No te gustaría poder disfrutar de estos momentos de una forma saludable y sin remordimientos?

¡Pues para eso estoy hoy aquí! Para compartir contigo unas recetas navideñas que he preparado estos días para endulzarme las fiestas como a mi más me gusta: ¡de manera saludable, artesanal y deliciosa!

Turrón de chocolate y arroz inflado 

Turrón de chocolate y arroz inflado 

Lo fantástico de estas recetas es que se preparan en tan sólo unos 5 minutos cada una, y no necesitan horno. Son veganas y sin gluten. Además, son ideales si queréis prepararlas en familia porque son muy sencillas de hacer. 

La primera es un Turrón de Chocolate. Una maravilla porque puedes "maquearlo" a tu gusto, probando con diferentes ingredientes. 

La segunda receta, unas deliciosas Bolitas de Nieve, de coco y chocolate, que quedan ligeras y muy, muy ricas. ¡A los niños (y los no tan niños) les encantan! 

 

No me enrollo más, aquí te dejo las recetas. 

 

TURRÓN DE CHOCOLATE

Ingredientes:

  • 200 gr de chocolate negro orgánico (lo podéis encontrar endulzado con azúcar de coco, melaza... Si tenéis 100% cacao añadiremos nosotros el endulzante al gusto).
  • 20 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 30 gr de arroz o quinoa inflada, o 50 gr de otro relleno que nos guste: avellanas troceadas, nueces, almendras... Puedes además añadir otros ingredientes extras para dar más originalidad y sabor: coco deshidratado, nibs de cacao, bayas de goji.... ¡También puedes combinarlos!
  • Opcional: Una cucharada de crema de cacahuete, avellana o tahini (es para dar sabor, pero yo no la utilicé). Si la pones, reduces a la mitad el aceite de oliva. 
Turrón de chocolate vegano

Elaboración:

  1. Troceamos el chocolate y lo ponemos en un recipiente de cristal que llevaremos al baño maría para ir deshaciéndolo poco a poco. Recuerda que el agua no debe hervir y que tienes que llevar cuidado de que no le salpique agua al chocolate.
  2. Cuando esté casi deshecho, agregamos el aceite y si vas a ponerle la crema de frutos secos también. Vamos removiendo con cuidado para que se integre bien, hasta que quede completamente mezclado y deshecho el chocolate. 
  3. Apartamos, y añadimos la mezcla elegida de relleno, mezclando bien con una espátula.
  4. Forramos con papel una cajita de madera o buscamos un molde con la forma de tableta (este no hará falta forrarlo).
  5. Vertemos la mezcla de chocolate y dejamos reposar, hasta que solidifique. Al menos dos horas. Si tienes prisa, puedes hacerlo en el frigorífico. 

Esta receta suelo hacerla con la thermomix, ya que es súper cómoda para programar la temperatura al deshacer el chocolate y hacer bien la mezcla, pero puede hacerse igualmente como os indico en la receta. Y he de darle las gracias a mi querida Isa Muñoz por inspirarme a hacerla en sus talleres. 


BOLITAS DE NIEVE, DE COCO Y CHOCOLATE

Ingredientes: (para unas 8 - 10 bolitas)

Bolitas de coco y chocolate
  • 100 gr de coco deshidratado.
  • 1 y 1/2 cucharadas soperas de aceite de coco.
  • 1 y 1/2  cucharadas soperas de melaza de arroz o sirope de arce.
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla, o vainilla en polvo.
  • Una pizca de sal marina.
  • Chocolate negro orgánico.

elaboración:

  1. Pon los 100 gr de coco deshidratado y las cucharadas de aceite de coco en un procesador de alimentos potente. Procesa a alta velocidad, ayudando a bajar la mezcla de las paredes de vez en cuando, para que se integre todo bien. Procesar hasta que comience a tener una textura más ligada.
  2. Añade la melaza, la vainilla y la pizca de sal, y vuelve a procesar a alta velocidad hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados y veas que adquiere una textura más mantecosa. Lo que buscamos es que, cuando la cojas con las manos y la aprietes, veas que puede quedarse unida. Hay que hacerlo con cuidado porque se romperán con facilidad. 
  3. Ahora vamos a dar forma. Haz bolitas y refrigéralas, preferiblemente durante la noche. Esto es lo que hará que se queden compactas, Si no tienes mucho tiempo, puedes ponerlas unos 20 o 30 minutos en el congelador, hasta que estén firmes.
  4. Baño de chocolate: deshaz el chocolate al baño maría y cuando esté listo, aparta del fuego. Deja enfriar un par de minutos, para no quemarte los dedos, y cuando esté listo, reboza las bolitas de coco en él. Ves dejándolas en una fuente y cuando estén todas, llévalas de nuevo al frigorífico durante 5 o 10 minutos, para que solidifique el chocolate.   
  5. Sácalas del frigorífico antes de comerlas para que no estén tan frías. 

Y hasta aquí las recetas de hoy. Cómo ves, puedes disfrutar de algún dulce en estas fiestas de manera saludable. Pero recuerda que lo importante también es no abusar de nada en concreto, comer rico y variado, y ¡añadir mucho verde en nuestra mesa! 

Y ahora, ¿me cuentas qué receta te ha gustado más? y sobre todo,

¿me ayudas a compartir para endulzar saludablemente las Navidades a mucha gente?.

¡Mis mejores deseos para estas fechas, y mucho mucho amor!

Brownies veganos y sin gluten

Hoy quiero enseñaros una de las últimas recetas que llevaba tiempo rondándome por la cabeza. Y es que soy una amante del brownie, no puedo evitarlo! Y claro, me propuse además de veganizar la receta, intentar encontrar ingredientes con los que el resultado no tuviera tanta harina ni endulzante procesado. Y la verdad, he de decir que el resultado ha sido fantástico!

No contiene huevo, lácteos, trigo, ni gluten, y está endulzado con dátiles y amasake de arroz, que además de ser un dulce natural y fantástico, tiene muchísimas propiedades. Una verdadera delicia.

Además, no es complicada de realizar, y de verdad que el resultado es espectacular, os va a encantar!

Así que no me enrollo y os comparto la receta del mejor brownie vegano y sin gluten que he probado en mucho tiempo. Espero que os guste! Y si es así, no olvidéis compartir vuestra foto del resultado en mi perfil de Instagram o Facebook, y de compartir esta delicia para que pueda disfrutarla todo el mundo!

Ingredientes (para unas 9 porciones).

  • 150 gr de dátiles triturados (poner primero en remojo unos minutos con un poco de agua caliente para que se trituren mejor).
  • 15 gr de tahini tostado.
  • 25 gr de aceite de coco (si no os gusta el sabor a coco podéis poner más cantidad de tahini).
  • 90 gr de amazake de arroz
  • 40 gr de harina de arroz
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (gasificante)
  • 2 cucharadas soperas de cacao eco en polvo, sin azúcar, o de algarroba (así sale bien con mucho sabor a chocolate, porque a mi me encanta! Pero podéis poner 1 y 1/2 si no lo queréis tan fuerte).

Preparación: (5" de elaboración y entre 20 - 25" de cocción).

1. Tritura bien los dátiles, con una pizca del agua de remojo si ves que todavía están un poco duros. Esto dependerá de la variedad de dátil de que utilices.

2. Precalienta el horno a 180º.

3. En un bol, mezcla bien los dátiles, el tahini, el aceite de coco y el amazake de arroz. Lo mejor es que lo hagas con una cuchara o una espátula, ya que si utilizas una batidora eléctrica se puede quedar todo pegado a las varillas y se complica la cosa.

4. Cuando tengas una masa homogénea, mezcla en un bol la harina de arroz, el cacao (o algarroba) y el polvo de hornear, y ves añadiéndola poco a poco a la mezcla, mientras vas mezclando bien para que se integren todos los ingredientes.

5. Prepara una bandeja para horno con papel de hornear, o engrásala con una pizca de aceite y espolvorea con un poco más de harina de arroz para que no cueste desmoldar después. Yo prefiero utilizar el papel de horno. Vierte la mezcla sobre el molde, y repártela bien. Selecciona un molde donde puedas extender la mezcla bien y que no quede no gruesa, ya que no sube mucho al hornear y es mejor que se quede un brownie finito, de un par de dedos de grosor. Esto es porque llena bastante, ya lo veréis!

6. Pon al horno durante unos 20 o 25 minutos. No es un dulce que quede seco por dentro, ya sabéis que el brownie tiene una textura muy jugosa, por lo que para saber si está hecho si lo pincháis con un palo saldrá un poco húmedo. Lo mejor es que probéis un par de veces, ya que cada horno es un mundo.

Consejos:

* Podéis poner unas nueces picadas también en la mezcla, yo no las pongo porque si recordáis soy alérgica a frutos secos.

* Podéis servirlo acompañado de una bola de helado vegano de vainilla, ya que la combinación es perfecta!.

Espero que lo disfrutéis, le deis un me gusta en las redes y lo compartáis. Gracias!