Roscón de Reyes. Sin gluten, apto para FODMAP

Bueno… Ya sé que he esperado hasta casi el último momento para compartir esta receta. Pero es que quería poder darte mi último regalo de estas navidades de una manera fabulosa y sencilla de preparar.

Así que, ¡aquí tienes la receta de Roscón de Reyes sin gluten y baja en FODMAP de este año 2019!

roscón de reyes sin gluten bajo en FODMAP

Como te digo, es una receta sencilla y buenísima, eso sí, requiere de paciencia y tiempo para prepararla. Pero, con un poquito de organización para tener presentes los tiempos de reposo y fermentación de la masa, no perder los nervios mientras se amasa (ya que necesita tiempo y mimo) y un buen decorado final, vas a tener una súper receta de roscón de reyes sin gluten y apto para FODMAP, ¡que te va a saber a gloria!

Con las cantidades que te doy, sale un roscón grandecito. En mi caso, como soy yo sola la que come en casa, he optado por hacer uno más mediano con la forma típica de toda la vida; y luego unos mini-roscones, que me vendrán genial para llevar fuera de casa e incluso congelar para poder disfrutar de este rico dulce algún día más después de las navidades.

Por último, para la decoración final puedes utilizar la opción que más te guste. Aquí siempre llega la eterna discusión. “fruta confitada si Vs. Fruta confitada no”. A mi, particularmente, nunca me ha gustado la fruta escarchada… Pero es que además, lleva tal cantidad de azúcar refinada que no me la planteo como opción. Así que este año decidí hacer la mía propia, con naranja. Simplemente, puse una medida de melaza de arroz con 1/2 medida de agua en un cazo a calentar, añadí la naranja cortada a medias lunas, y dejé cocinar durante unos 40 minutos, hasta que quedaron bien impregnadas del almíbar. Las saqué y deje enfriar sobre una rejilla, y al frigorífico en un taper con el almibar que había quedado.

Con estas naranjas, copos de coco (puedes poner almendra laminada, yo no la utilizo por mi alergia) y un glaseado de manteca de coco, mi roscón ha quedado súper bonito, ¿no crees?

roscón de reyes sin gluten FODMAP

Y ahora si, vamos con la receta, que espero que os animéis a hacerla y que os guste mucho.

INGREDIENTES:

Para la masa del roscón:

  • 120 grs de azúcar de coco (si la toleras bien en FODMAP) o panela

  • Ralladura de una naranja y de un limón

  • 2 huevos

  • 2 cs de agua de azahar

  • 130 grs de leche ecológica sin lactosa

  • 30 grs de levadura fresca

  • 70 grs de mantequilla bio sin lactosa, punto pomada

  • 480 grs de harina sin gluten (yo he utilizado la de mercadona, pero también podéis utilizar una combinación de otras harinas sin gluten que os gusten, y añadir 10 grs de psyllum y 10 grs de goma xantana)

  • Una pizca de sal

Para el decorado:

  • Chips de coco o almendras laminadas o molidas…

  • Fruta confitada casera (como os indico más arriba en el post)

  • 4 cs de manteca de coco, derretida

ELABORACIÓN:

ROSCÓN DE REYES SIN GLUTEN FODMAP
  1. En primer lugar, a mi me gusta pulverizar el azúcar de coco junto a las pieles de la naranja y el limón. Así quedan bien ralladas. Lo hago en la thermomix durante unos 20 segundos, velocidad máxima, pero puedes hacerlo en cualquier procesadora potente, o simplemente rallar las pieles de los cítricos a mano y mezcla con el azúcar o panela.

  2. Ahora, disolvemos la levadura fresca en la leche templada (cuidado que no esté demasiado caliente porque si no mataremos a los “bichitos”).

  3. Juntamos el azúcar con la ralladura de los cítricos y los huevos, y mezclamos bien.

  4. Añadimos la leche con la levadura y las dos cs de agua de azahar.Batimos bien hasta que se integre todo bien.

  5. Mezclamos la harina con una pizca de sal y añadimos a la mezcla.

  6. Por último, incorporamos la mantequilla en pomada y procedemos a amasar. Yo he amasado en thermomix, durante unos 15 minutos en función amasar. También puedes hacerlo en una amasadora normal o con unas varillas con la batidora, o incluso a mano. Como os decía, sólo hay que ser paciente con la mezcla porque al principio es muy pegajosa y cuesta manejarla. El punto de amasado será cuando la mezcla se despegue bien de las paredes del recipiente.

  7. Una vez esté lista, colocamos en un bol pincelado de aceite y dejamos reposar durante unas 2 o 3 horas (hasta que doble su volumen) en un lugar muy cálido de la casa. A mi me gusta meterla en el horno apagado, dentro de una bolsa de las de transportar congelados. Pero también puedes ponerla cerca de un radiador cubierta con un par de paños.

  8. Para hacer el roscón sin gluten y apto para FODMAP, yo he dividido la masa en dos. Una parte para hacer un roscón mediano, y la otra para hacer los mini roscones.

  9. Para manejar la masa es importante tener las manos aceitadas. Cogemos una mitad de la masa y damos la forma de roscón normal, con su agujero en el centro. No tiene que quedar redondo perfecto. Lo colocamos en una bandeja sobre papel de hornear y metemos en este momento, con mucho cuidado, el haba y el rey, envueltos el film apto para cocinar. Para que el agujero del centro se mantenga, podéis pincelar un vaso o bol pequeño de aceite, y colocarlo en medio. Así, si crece demasiado no se cerrará el agujero. Tapamos con un paño y dejamos levar hasta que doble su volumen (yo de nuevo lo meto en el horno, cubierto con un paño de algodón).

  10. Para los mini roscones procedemos igual. Dividimos la masa en 4 o 6 porciones, dependiendo del tamaño que queráis, y colocamos sobre papel de horno en la bandeja y dejamos levar.

  11. Una vez hayan doblado su volumen, precalentamos el horno a 170º.

  12. Pintamos los roscones con un poco huevo batido y ya pasamos a decorarlo como queramos. En mi caso, con la naranja y el coco. El glaseado de manteca de coco lo dejamos para después.

  13. Cuando el horno tenga la temperatura adecuada, metemos los roscones y horneamos durante aproximadamente unos 20 minutos, o hasta que veamos que el roscón está dorado.

  14. Mientras se hornean, preparamos el glaseado poniendo a calentar al baño maría la manteca de coco, hasta que quede líquida.

  15. Una vez dorados los roscones, sacamos del horno. Volcamos el glaseado por encima y dejamos enfriar durante un par de horas, sin tocarlo. También puedes pintarlo con el almíbar que te ha sobrado de confitar las naranjas, para que quede más brillante.

Y hasta aquí, mi versión del roscón. En mi casa nunca lo comemos relleno, porque nos gusta acompañarlo de un buen chocolate calentito. Pero si a ti te gusta, puedes hacerlo como más te agrade. Sólo recuerda utilizar ingredientes aptos para la dieta FODMAP y que te ayuden a tener tu barriga en calma.

Deseo de corazón que te guste y que me cuentes cómo te ha quedado.

Bizcocho de algarroba, sin azúcar

¡Hola lover!

Últimamente he retomado esto de hornear en casa mis propios dulces y estoy súper contenta por ello.

bizcocho de algarroba sin azúcar

 

Quiero tener opciones saludables para tomar, ya que, por un lado, al continuar con la lactancia, mi cuerpo sigue pidiéndome bastante atención a los nutrientes que tomo (en mi caso, me pide bastantes carbohidratos), y por otro, quiero que Gonzalo pueda disfrutar de dulces saludables, sin tener que acostumbrarse al sabor excesivamente dulce de los productos que podemos comprar en una tienda. En este caso, da igual si son ecológicos o no, tenemos que leer muy bien las etiquetas y saber qué estamos ofreciendo a nuestros pequeños. 

Por eso, el bizcocho que te traigo hoy, ¡es ideal! Está endulzado de manera natural (con dátiles) y además, la algarroba le aporta otro punto de dulzor y una importante fuente de proteínas vegetales. Es un excelente sustituto del cacao, que ya sabemos que para los niños puede no ser siempre la mejor opción ya que es excitante. Yo lo utilizo mucho para sustituirlo, como por ejemplo, añadiendo una cucharada a una bebida vegetal, o para hacer postres tipo natillas... 

Esta receta es muy fácil de preparar, sólo tendrás que tener de antemano preparada la pasta de dátil, que te explico cómo hacerla en este post. O también, puedes prepararla antes de hornear el bizcocho, y guardar la restante para otras preparaciones, para untarla en tostadas... ¡Está tan rica que te gustará con todo!

Vamos con la receta

ingredientes:

bizcocho de algarroba sin azúcar
  • 1 taza de sirope o pasta de dátil 
  • 200 gramos de harina de espelta o de avena sin gluten (en este caso, quizás tengas que añadir un poco más de líquido al final)
  • 50 grs de harina de algarroba
  • 250 ml de leche vegetal (yo uso avena)
  • 2 cucharaditas de levadura química en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 3 huevos ecológicos
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: nueces picadas o una cucharadita de canela molida

elaboración:

  1. Precalienta el horno a 180º y prepara un molde de plumcake untándolo bien con aceite de coco o forrándolo con papel vegetal.
  2. Mezclamos los ingredientes secos en un bol (si vas a poner canela, añádela aquí). Reservamos.
  3. En otro bol agregamos los huevos, el aceite, la leche de avena y la pasta de dátil, y batimos bien.
  4. Añadiremos la mezcla inicial de ingredientes secos a esta última, incorporándola poco a poco mientras seguimos batiendo. Tiene que quedar una textura de masa para bizcocho. Si no es así, añade poco a poco más de leche vegetal. Si añades nueces, es el momento de hacerlo. 
  5. Vuelca la mezcla sobre el molde y lleva al horno durante unos 20 o 25 minutos. Para saber si está cocido, pincha con un cuchillo o palillo y cuando salga seco, estará listo. 
  6. Deja enfriar unos 15 minutos, y desmolda. Deja enfriar completamente sobre una rejilla y ya lo puedes disfrutar.

*Está delicioso acompañado de crema de cacahuete o tahini casero y frutas a trozos.

bizcocho de algarroba sin azúcar

Si te animas a preparar la receta, ¡cuéntame qué te ha parecido! Y si me enseñas tu foto por redes sociales, estaré encantada de compartirla. ¡Gracias!

 

Sirope de dátil

¡Hola lover!

La receta de hoy es súper sencilla pero no por ello, menos interesante. Es un básico en cualquier cocina saludable que se precie y, sobre todo, si tienes niños pequeños en casa. 

sirope de dátil

Es una manera fabulosa de endulzar tus preparaciones: bizcochos, muffins, magdalenas, natillas, galletas... o incluso para poner en tus tostadas, tortitas, gofres... De verdad que, cuando lo pruebes, ¡lo vas a amar de verdad!

Como os digo en la receta, a mi me gusta prepararla con la variedad de dátiles medjool: son súper jugosos y dulces, y nos aportan una cremosidad al sirope que es fabulosa. Pero podéis hacerlos igualmente con cualquier otra variedad, en la receta os indico cómo. 

Además, te enseño un pequeño truquito para tener un sirope especial que seguro que te encanta...

¡Vamos con la receta!

ingredientes:

  • 1 taza de dátiles sin hueso. Los mejores para esta receta son los medjool porque son súper dulces y cremosos, pero si no los encuentras, puedes utilizar cualquier tipo de dátil, siempre que los dejes en remojo en agua caliente durante unos 20 o 3o minutos. 
  • 1 taza de agua de calidad
  • Opcional: especias como canela, vainilla, jengibre...

elaboración:

1. Si escoges dátiles normales, ponlos a remojo unos 20 minutos antes en agua caliente. Puedes utilizar esta misma agua para la preparación, ya que habrá cogido dulzor de los dátiles.

2. Pon los dátiles y el agua en un procesador de alimentos o batidora potente, y bate hasta conseguir una textura cremosa, tipo sirope. 

3. Conserva en un tarro de cristal hermético en la nevera. Dura unos 7 u 8 días, aunque no creo que aguante tanto en tu nevera ;)

4. Si quieres darle un toque diferente, prueba a añadir en el momento de batir algunas de tus especias favoritas. Yo lo preparo con cardamomo molido, canela y jengibre rallado y está espectacular sobre unas tostadas de pan de masa madre. 

¿Me cuentas qué te ha parecido la receta? Y si te decides a prepararla, me encantará que compartas tu foto en redes sociales y me etiquetes para poder verla y compartirla con la comunidad. ¡Gracias! 

COOKIES DE CHOCOLATE

¡Hola Lover!

Hoy paso a dejarte una receta que en pocas palabras, es BRUTAL. De verdad, si te gustan las cookies de chocolate, éstas van a formar parte de tus próximos horneados. 

Son fáciles de hacer, sin gluten y sin lácteos. Tampoco he utilizado azúcar refinado para hacerlas, por lo que pueden ser una opción más saludable y nutritiva. Si utilizas el azúcar de coco, estarás reduciendo considerablemente la carga glucémica de estas galletas, por lo que no sobrecargarás a tu torrente sanguíneo de un pico de azúcar. 

Además, son ideales para hacerlas y disfrutarlas después con los peques de la casa. Les van a encantar, ¡ya me lo dirás!

No me enrollo más, y aquí te dejo con la receta. Las cantidades son para unas 12 cookies bien grandes y gorditas, pero puedes hacerlas más pequeñas si lo deseas. Lo único es que tendrás que reducir algo el tiempo de horneado para que no se quemen o queden demasiado duras. 

¡Cuéntame si las has hecho y os han gustado!

Cookies de chocolate sin gluten sin lácteos sin azúcar refinado

Ingredientes (para 12 cookies grandes):

  • 2/3 taza / 80 gr de harina de trigo sarraceno
  • 1/2 taza / 50 gr de copos de avena
  • 1/3 taza / 70 gr de harina de coco
  • 1/3 taza coco rallado
  • 1 cuchara s de semillas de sésamo
  • 1/2 cucharadita de levadura química o bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo
  • Una pizca de sal
  • 1/2 taza de manteca de coco o aceite de coco (que esté líquido)
  • 1 huevo XL
  • 1 taza / 120 gr de azúcar de coco (o panela)
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 70 gr de chocolate negro troceado (mínimo 70% de cacao)
cookies de chocolate sin gluten sin lácteos sin refinados

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 200ºC. Y prepara una bandeja con papel de hornear.
  2. Derrite la manteca o aceite de coco a fuego suave y deja enfriar un poco.
  3. Mezcla todos los ingredientes secos en un bol.
  4. Pon en otro bol el huevo y el azúcar de coco, y bate para mezclar bien. Añade la manteca o aceite derretido y el sirope de arce y mezcla bien de nuevo.
  5. Añade a este bol la Mezcla de los ingredientes secos, poco a poco, y ves removiendo con una espátula o cuchara. Se formará una pasta bastante densa.
  6. Añade el chocolate trozeado e integral o bien en la mezcla.
  7. Humedécete las manos un poco, y ves tomando trozos de masa para hacer bolitas del tamaño de una pelota de golf. Ves aplastándolos ligeramente y colocándolos en la bandeja dejando espacio entre las galletas, ya que crecen.
  8. Hornea durante unos 15 - 20 minutos, hasta que estén bien doradas, saca del horno y déjalas reposar en la bandeja. Si haces cookies más pequeñas, quizás tengas que reducir el tiempo de horneado.
  9. Puedes guardarlas en un bote de cristal o en un tarro hermético.

Tarta de zanahoria (carrot cake)

blw tarta

Este post lo escribo con mucho cariño, ya que el pequeño Gonzalo ya ha cumplido 1 añito. No voy a negar que ha sido un año intenso, de mucha dedicación y poco descanso, pero también de enormes alegrías, una inmensa gratitud y un profundo amor que no cambiaría por nada de este mundo.

El caso es que quería prepararle una tarta especial para este día. Que estaría hecha con mucho cariño era de esperar, pero quería una opción saludable, libre de azúcares refinados, sin lácteos y sin gluten, ya que procuro que Gonzalo coma alimentos reales, naturales y no refinados o procesados. La verdad que esta es una tarea muy difícil hoy en día para las madres y padres que estamos preocupados por la alimentación de nuestros hijos, pero este tema lo abordaremos más adelante. 

Así que pensando en diferentes opciones, se me ocurrió que una carrot cake o tarta de zanahoria podía ser una opción perfecta. Gusta tanto a niños como mayores porque es deliciosa, no es excesivamente dulce ya que las especias le ayudan a contrarestar el excesivo sabor dulzón, podía decorarla con un frosting vegano hecho con grasa saludable, y además, ¡lleva verdura! ¿Qué más se le puede pedir a un pastel?

La verdad es que en casa fue todo un éxito, y quiero compartirla hoy contigo para que la pruebes y puedas disfrutarla también. No tienes que esperar a que sea el cumpleaños de nadie, ya que es un capricho saludable para tomar cualquier día. Si te decides a probarla, ¡cuéntame que te parece!

carrot cake sin gluten tarta de zanahoria

Ingredientes (para un molde de 18 cm, sale una tarta de unas 8 - 10 raciones):

Para el bizcocho/tarta:

  • 200 g de zanahoria cruda picada o rallada
  • 100 g de harina de trigo sarraceno
  • 100 gr harina avena 
  • 1 cucharadita de levadura química 
  • 1 cucharadita de bicarbonato 
  • 120 gr de aceite suave
  • 2 huevos ecológicos
  • 100 g de azúcar coco/panela
  • 5 tiras piel naranja 
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1 cucharadita jengibre polvo 
  • una pizca de sal rosa o sal de calidad

Para el frosting:

  • Un bote de leche de coco 100% natural, sin otros ingredientes que no sea exclusivamente coco (a mi me encanta la marca Dr.Goerg). Déjalo enfriar en la nevera el día de antes.
  • 1 cucharada sopera de sirope de coco o pasta de dátil

Elaboración (15 minutos preparado + 60 minutos horneado)

tarta de zanahoria sin gluten carrot cake

1. Para el bizcocho, mezclamos en un bol los huevos y el azúcar. Batimos muy bien. añadimos la zanahoria rallada y el aceite y seguimos batiendo.
2. En otro cuenco mezclamos los ingredientes secos y vertemos sobre los ingredientes húmedos, poco a poco. Vamos mezclando suavemente con ayuda de una espátula o cuchara de madera.
3. Precalentamos el horno a 180º, engrasamos un molde redondo de 18 cm y echamos la masa. Horneamos durante 60 minutos aprox, cuando esté ligeramente dorado pincha con un cuchillo y si sale limpio es que el bizcocho ya está listo. Si ves que se empieza a tostar demasiado por arriba, puedes cubrirlo con un poco papel vegetal por encima para evitar que se queme.
4. Dejamos que temple al menos 20-30 minutos antes de desmoldar y después dejamos que enfríe del todo sobre una rejilla.

Para el frosting, lo prepararemos unos minutos antes de servir la tarta, ya que se hace en 5 minutos. Necesitas un bote de leche de coco (puesto a enfriar en el frigorífico) y una cucharada sopera de sirope de coco o pasta de dátil

Abre la lata y verás que la leche se ha quedado dividida en dos: la parte de arriba se ha solidificado y abajo queda el agua. Ahora sólo necesitamos la parte solidificada, por lo que, con mucho cuidado, ves sacándola con una cucharada y ponla en un bol. Hazlo con cuidado procurando no coger el agua (está puedes utilizarla luego para un batido verde o curry de verduras). Bate la crema de coco con unas varillas eléctricas, como si estuvieras montando nata. Cuando adquiera consistencia suave, añade el endulzante y mezcla bien. 

Montaje de la tarta:
Parte la tarta en dos, y si quieres que quede más recta por encima, córtale un poco de la capota que haya podido hacer. Rellena la mitad de la tarta con la crema y pon la parte de arriba. Termina de decorar la tarta por encima con la crema, y por los lados también si quieres. 
Y disfruta!! 👏🏼👏🏼🎂🍰

 

¿Me dejas un comentario y me cuentas si te ha gustado? También si tienes cualquier duda, estaré encantada de ayudarte