TZATZIKI, SALSA DE YOGUR Y PEPINO VEGANA

¡Hola lover!

La receta de hoy me encanta: es refrescante, nutritiva y deliciosa. La mezcla de sus ingredientes puede resultar algo extraña, pero te aseguro que cuando la pruebes, la vas a incluir en muchos de tus platos. 

Tzatziki salsa de yogur vegana

Es una receta típica de los países mediterráneos del sur-este (Grecia, Turquía...) y la suelen acompañar de unas tortas de pán ácimo que son deliciosas. O también, incluirlas en un plato como este que os enseño en el post sobre la dieta mediterránea. 

Es ideal para poner en un pan pita con verduras crudas o asadas, en un wrap o roll tipo kebap, para dippear mojando en ella bastoncitos de verduras, para servir junto a unos deliciosos falafels o para acompañar cualquiera de tus platos combinados o budha bowl. ¡Creatividad al poder querida amiga!

Te dejo con la receta, súper sencilla y rápida de hacer.

INGREDIENTES

  • 1 yogur natural sin azúcar ni edulcorantes (yo suelo utilizar de soja o de coco)
  • 1 pepino, pelado y picado muy fino
  • 1 diente de ajo pelado y machacado en mortero
  • 1 buen puñado de hojas de menta o hierbabuena picadas (mejor si es fresca, pero también puedes poner seca, en este caso 1 cs)
  • Pizca de pimienta negra
  • 1/2 cp de sal marina

ELABORACIÓN:

  1. Coloca el pepino pelado y picado en un escurridor, con una pizca de sal, y coloca encima un plato o bol. Deja que escurra el exceso de líquido durante unos 10 minutos.
  2. Coloca el yogur en un bol, retirando el líquido que puede tener para que nos quede espeso. 
  3. Machaca el ajo en un mortero y añade al yogur. Añade también las hojas de menta, la sal y la pimienta.
  4. Por último, añade el pepino bien escurrido y mezcla bien para integrar todos los ingredientes.
  5. Si puedes, déjala reposar unas horas para que adquiera más sabor.

¡Cuéntame qué te ha parecido la receta! Y si la haces, no te olvides de enseñarme tu foto en redes sociales, con el hashtag #lovinglavidasana y etiquetándome en ella para que pueda verla 

Sirope de dátil

¡Hola lover!

La receta de hoy es súper sencilla pero no por ello, menos interesante. Es un básico en cualquier cocina saludable que se precie y, sobre todo, si tienes niños pequeños en casa. 

sirope de dátil

Es una manera fabulosa de endulzar tus preparaciones: bizcochos, muffins, magdalenas, natillas, galletas... o incluso para poner en tus tostadas, tortitas, gofres... De verdad que, cuando lo pruebes, ¡lo vas a amar de verdad!

Como os digo en la receta, a mi me gusta prepararla con la variedad de dátiles medjool: son súper jugosos y dulces, y nos aportan una cremosidad al sirope que es fabulosa. Pero podéis hacerlos igualmente con cualquier otra variedad, en la receta os indico cómo. 

Además, te enseño un pequeño truquito para tener un sirope especial que seguro que te encanta...

¡Vamos con la receta!

ingredientes:

  • 1 taza de dátiles sin hueso. Los mejores para esta receta son los medjool porque son súper dulces y cremosos, pero si no los encuentras, puedes utilizar cualquier tipo de dátil, siempre que los dejes en remojo en agua caliente durante unos 20 o 3o minutos. 
  • 1 taza de agua de calidad
  • Opcional: especias como canela, vainilla, jengibre...

elaboración:

1. Si escoges dátiles normales, ponlos a remojo unos 20 minutos antes en agua caliente. Puedes utilizar esta misma agua para la preparación, ya que habrá cogido dulzor de los dátiles.

2. Pon los dátiles y el agua en un procesador de alimentos o batidora potente, y bate hasta conseguir una textura cremosa, tipo sirope. 

3. Conserva en un tarro de cristal hermético en la nevera. Dura unos 7 u 8 días, aunque no creo que aguante tanto en tu nevera ;)

4. Si quieres darle un toque diferente, prueba a añadir en el momento de batir algunas de tus especias favoritas. Yo lo preparo con cardamomo molido, canela y jengibre rallado y está espectacular sobre unas tostadas de pan de masa madre. 

¿Me cuentas qué te ha parecido la receta? Y si te decides a prepararla, me encantará que compartas tu foto en redes sociales y me etiquetes para poder verla y compartirla con la comunidad. ¡Gracias! 

HUMMUS DE REMOLACHA

¡Hola lover!

Si me sigues por las redes sociales, sabrás que soy muy fan de tener cosas preparadas en la nevera. Si cuando cocinas determinados alimentos haces más cantidad (como legumbres, cereales...) o aprovechas que enciendes el horno para preparar varias cosas a la vez, ocurre esto: que te montas una deliciosa comida o cena al más puro estilo healthy fast food.

Seguro que ya has oído hablar de esta técnica que se conoce como Batchcooking o Meal Prep, pero por si es la primera vez que la oyes, te dejo una muestra de cómo la pongo en practica. 

En este caso, he preparado un bol con:

Batchcooking hummus remolacha
  • canónigos con levadura nutricional y semillas de cáñamo
  • 1/2 aguacate con chile
  • boniatos y coliflor horneados con especias (los tenía previamente horneados y guardados en la nevera en un recipiente de vidrio)
  • chips de boniato morado y naranja (también los hice aprovechando el horno)
  • bastoncitos de zanahoria para mojar y
  • hummus de remolacha con tostas sin gluten (suelo preparar gran cantidad y así puedo ir haciendo elaboraciones durante toda la semana, como esta maravillosa pizza sin gluten)

Así que además de contarte algo sobre este método de planificación que me encanta, aprovecho y te dejo la receta del hummus para que la pruebes, ¡estoy segura que te va a encantar! 👏🏼😋 Y a los peques de la casa también, les llama mucho la atención su color, es una fuente importante de proteínas vegetales y grasas saludables y les gusta mucho en el pan o mojado en crackers.  

Ingredientes:

  • 400 grs de garbanzos cocidos
  • 30 grs de zumo de limón (aproximadamente uno entero)
  • 25 grs de agua
  • 30 grs de tahini tostado
  • 45 grs de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 o 2 dientes de ajo, sin la simiente de dentro para que siente mejor
  • 1 trozo de remolacha cruda del tamaño de tu dedo gordo
  • una pizca de curry en polvo (opcional) 

Elaboración:

  1. Pon todos los ingredientes en una batidora potente o procesador de alimentos. Tritura bien hasta conseguir una textura cremosa y sin grumos. 
  2. Puedes servir con un chorlito de aceite de oliva por encima y sésamo negro 😋


Cuéntame si te animas a probarla y enséñame una foto por redes sociales etiquetándome o con el hashtag #lovinglavidasana 

Tahini casero

¡Hola lover!

Hoy paso por aquí para dejarte una receta facilísima pero que te vendrá de maravilla para preparar tus propias cremas de semillas o frutos secos en casa. En 5 minutos, con 2 ingredientes y por poco más de 2€, te enseño a preparar un buen tarro de tahini tostado. 

tahini casero

Esta misma receta puedes utilizarla para preparar otras cremas, como la de almendras o avellanas, con ingredientes naturales y sin ningún tipo de añadido.

Verás que bien te viene poder prepararlas tú misma y, a los peques de la casa, les encantarán.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes:

  • 400 gr de sésamo, tostado o lo puedes tostar tu
  • 40 gr de aceite de sésamo o de oliva virgen extra (yo utilizo de oliva 😉). Esto es opcional, puedes seguir triturando poco a poco la crema hasta que por ella misma vaya soltando cada vez más el aceite. De esta forma, el proceso es un poco más largo pero también merece la pena que lo pruebes.

Elaboración:

1. Pon el sésamo en un procesador potente, y tritura unos 30 segundos a maxima velocidad. 
2. Baja la pasta hacia abajo con una espátula y tritura de nuevo otros 30 segundos aproximadamente. 
3. Añade el aceite, y tritura de nuevo, bajando la pasta de los laterales cada vez que tritures. 
Si quieres una consistencia más líquida sigue triturando de 20 a 30 segundos y bajando la pasta hacia abajo cada vez que pares, hasta conseguir la textura deseada. 
Cuanto más se caliente al triturar, más líquido quedará. 

Conserva en un tarro de cristal tapado herméticamente y utilízalo para salsas, dips, hummus, patés vegetales, para hacer este pan bajo en carbohidratos y sin gluten que os enseñaba hace unos días o para poner en tus batidos verdes una buena dosis de grasa saludable. 

Si te animas a prepararlo, ¡etiquétame que pueda verlo! 👏🏼 o déjame tú comentario aquí abajo para decirme si te ha gustado 

Veganesa

Receta sencilla, rápida e ideal para el que quiera degustar una rica mayonesa pero sin huevo ni lácteos. Muy útil para utilizar en verano, sin los riesgos que puede tener debido a las altas temperaturas preparar mayonesa casera, pero igual en sabor y textura. Ya no tenéis excusa para llevar el taper a la playa! ;)

veganesa

Ingredientes:

  • 250 ml de aceite de oliva virgen extra ecológico, y primera prensión en frío (también, si os gusta con sabor más suave podéis utilizar de girasol ecológico).
  • 125 ml de leche de soja o avena. Tienen que ser estas leches vegetales ya que con las demás, al ser menos consistentes no se obtiene el resultado esperado. Lo mejor, es con leche de soja.
  • Una pizca de sal.
  • El zumo de medio limón.

Podéis hacer otras salsas muy sabrosas también si añadís verduras a la salsa para picar, como remolacha o zanahoria cocidas previamente, aguacate... Os saldrán salsas con unos colores muy divertidos y además muy sabrosas:

  • Para alioli, añadir un diente de ajo picado.
  • Salsa de zanahoria, de remolacha, aguacate... añadir un trocito de la verdura deseada.

Preparación:

1. Ponemos en un recipiente para batir: el aceite, luego la soja, la pizca de sal, y por último el limón.

2. Metemos la batidora hasta el fondo del recipiente y comenzamos a batir a una velocidad suave y sin levantar ni mover la batidora! (esto es muy importante para conseguir que se amarre bien).Veremos que poco a poco va cogiendo la textura de la mayonesa. Cuando la veamos que ya está bien, levantamos un poco la batidora dos o tres veces, y ya estará lista para tomar! Ponerla en el frigorífico para tomarla más fresquita.