Curry otoñal con arroz integral

Hola a todos y todas!
 
Primero de todo, disculparme por estar tanto tiempo sin publicar... Han sido unos meses de muchos cambios, desconexión, profundización y autoconocimiento, pero ahora puedo decir que vuelvo con las pilas cargadas para ofreceros lo mejor de mi que os pueda dar! :)
 
Parque de Shinjuku,
Foto de Irukina en flickr
Y como no, este regreso, sólo podía ocurrir en el inicio del Otoño... Esta estación del año que tanto deseo que llegue, porque me llena de calma, tranquilidad, y me ayuda a ese recogimiento que poco a poco mi cuerpo va pidiéndome después de los meses de desenfreno veraniegos, jejeje. Y es que como buena "Tierra" que soy, el momento del cambio hacia el otoño o lo que en este teoría se conoce como verano tardío, me proporciona estabilidad, me llena de ganas de empezar a gestar proyectos nuevos y seguir en ese proceso de autoconocimiento. Esa conexión con la tierra y con mi energía femenina es vital para mi.
 
Pero es que además, en lo que a alimentación se refiere, es la época en la que más disfruto de los alimentos que da la tierra y que nutren a mi estómago, mi bazo y mi páncreas. Ese sabor dulce que nos dan las verduras como las calabazas, las cebollas, las chirivías... y que me encanta incorporar en las recetas que hago.
 
Y sin enrollarme más, que ya hablaremos más sobre los alimentos en cada una de las transformaciones, hoy os dejo con una receta que me encanta, y que dedico a mi hermano Adriano y su gran pasión por las especias!
 
Ingredientes (para 4 personas):
  • 1/4 de calabaza redonda o totanera, que sea grande.
  • Un bulbo de hinojo.
  • Una cebolla grande.
  • Un calabacín.
  • Aceite de sésamo.
  • Sal marina.
  • Curry al gusto: yo utilizo una mezcla que lleva cúrcuma, cilantro en polvo, comino, jengibre, nuez moscada, clavo, ajo en polvo.
  • Crema de arroz para cocinar, o de coco, para ser más original.
  • Arroz integral hervido.
Elaboración (25 - 30 minutos)
 
1. Troceamos las verduras en trozos no muy pequeños. Ponemos a calentar un recipiente y añadimos un poco de aceite de sésamo para saltear las verduras: primero los trozos de cebolla con una pizca de sal marina para que vayan soltando el agua. Cuando pierdan un poco de intensidad añadimos el hinojo, cocinamos unos minutos a fuego suave y con tapa. Después, añadimos la calabaza y por último el calabacín, rehogamos unos minutos más.
 
2. Una vez las verduras se han rehogado un poco, añadimos el curry, mezclamos bien, y enseguida echamos el agua mineral sin que llegue a cubrir del todo, otro poco de sal marina, tapamos, y cocinamos durante aproximadamente unos 20 minutos, hasta que veamos que el agua se ha consumido prácticamente.
 
3. Para terminar, añadimos la crema de arroz o coco, salamos un pelín para que adquiera sabor, y cocinamos un par de minutos más, sin tapa, hasta que vaya espesando y quede meloso.
 
4. Por último, servimos acompañado de arroz integral, que para mí es la combinación perfecta!
 
A disfrutar!
 
P.D.: el olor que queda en la cocina después de esta receta es de lo que más me agrada! :)
 

Risotto de shitakes - Un guiño a Italia


La entrada de hoy es un pequeño guiño a este país que tanto me gusta. Reconozco que el risotto es un plato delicado y al mismo tiempo muy sabroso, aunque verdaderamente el exceso de queso o mantequilla con el que se suele realizar ya hacía que me tirara para atrás. Después, cuando retiré completamente los lácteos de mi dieta (que buena elección!) automáticamente dejé de pensar en este tipo de arroz y esa textura melosa que lo hace tan especial.
Así que  como me gusta adaptar recetas, encontré la manera de realizar este arroz sin lácteos de ningún tipo, pero con un sabor especial que le da la seta shitake.
 
Espero que os guste!
 
Ingredientes: (para 4 raciones)
- 350 g de arroz integral de grano corto
- leche de avena
- Kuzu, o en su defecto maicena de cultivo biológico. También podéis utilizar una crema de arroz, avena o mijo para cocinar.
- Setas shitakes al gusto (yo suelo poner dos o tres por persona)
- Champiñones, unos pocos nada más.
- Una cebolla bien picada.
- Sal marina sin refinar.
- Aceite de sésamo.
- Pimienta negra recién molida.
- Anacardos remojados unas horas y picados (opcional).
 
Preparación:
 
1. Picamos la cebolla y salteamos en una cacerola con una pizca de aceite de sésamo. Cuando esté dorada, añadimos en trocitos las setas shitake y unos pocos champiñones. No hay que hacerlos mucho tiempo, un salteado rápido.
2. Cuando están listas las setas, añadimos el arroz integral y tres medidas más de agua. Salamos al gusto y dejamos cocer durante aproximadamente 30 minutos, hasta que se esté quedando sin caldo.
3. Mientras tanto, diluimos en un vaso pequeño de leche de avena, una cucharada sopera de kuzu o maicena, y cuando veamos que el arroz se ha quedado prácticamente sin líquido, añadimos esta mezcla. Añadimos una pizca de pimienta negra recién molida y si añadís los anacardos para dar un toque más a sabor de queso. Rectificamos de sal.
4. Terminamos de cocinar removiendo poco a poco, hasta que se haya absorbido la crema y el arroz quede meloso.
5. Decoramos con alguna seta entera, y un poco perejil.

Arroz con pulpo y alga arame

La receta de hoy es muy completa. A la energía del cereal y el necesario aporte de proteínas y poca grasa del pulpo, le añadimos las propiedades de esta maravillosa alga. Entre algunas de ellas, podemos destacar que es rica en minerales, particularmente en hierro, yodo y calcio, además de serlo también en vitaminas A, B1 y B2.
Es recomendable en casos de anemia e hipertensión, y tiene un efecto depurativo sobre la zona renal. Además, facilita la digestión y la circulación de la sangre.
 
Vamos con la receta!

Ingredientes (para 4 personas):
 
  • Un pulpo cocido de tamaño medio.
  • 400 g de arroz integral.
  • Una cebolla.
  • Una zanahoria grande.
  • Un puñado de alga arame, al gusto.
  • Caldo de cocer el pulpo, o si lo compramos ya cocido, agua. La medida de líquido será la de tres partes de agua por una de arroz.
  • Pimentón.
  • Azafrán.
  • Aceite de oliva ecológico, de primera presión en frío.
  • Sal marina.

Elaboración:
 
1. Ponemos a remojo el alga arame en un poco de agua. Poca cantidad de líquido, ya que la utilizaremos luego para añadirla al arroz y así transferir más propiedades.
2. Picamos la cebolla y la zanahoria. Ponemos un poco de aceite en la cazuela del arroz y pochamos, primero la cebolla, y cuando esté poniéndose blanca, añadimos la zanahoria. Rehogamos un par de minutos más. Añadimos el arroz y lo dejamos que sofría un poco junto con la verdura.
3. Añadimos el caldo o el agua de cocción, el azafrán y una cucharadita de pimentón (yo le puse algo más, ya que me gusta mucho el sabor que le da al pulpo). Ponemos sal al gusto y dejamos cocer durante aproximadamente 35 minutos, primero a fuego medio, y a mitad de cocción lo bajaremos a fuego suave.  
4. Troceamos el pulpo ya cocido, y cuando falten unos 15 minutos para finalizar la cocción, lo añadimos junto con el alga arame y su caldo de remojo. Bajamos el fuego y dejamos que acabe de cocer hasta que se evapore todo el caldo.
 
Para un menú completo, lo hemos acompañado de:
  • Entrante: sopa de miso con daikon.
  • Plato principal: arroz con pulpo (cereal + proteína), brócoli (verdura verde), olivas negras (alimento fermentado o pickle)
  • Postre: una dulce y apetitosa calabaza asada!.
 
 
Plato principal
Calabaza asada



Paella de seitán y alga wakame

Hola a todos y todas!

Hoy, para celebrar la primera semana de mi blog, he pensado subir una receta que admite múltiples variaciones en cuanto a las verduras utilizadas, y que además, puede ser una buena apuesta para comer un domingo cualquiera en un ambiente familiar o con amigos. 

Cómo sabéis, la paella es uno de los platos que se cocina como mínimo una vez a la semana en cualquier casa, y de la misma forma, el arroz en su variedad integral, es muy consumido en la macrobiótica. Así que, a modo de fusión, aquí os dejo esta receta.

Ingredientes:
  • 1 taza de arroz integral
  • 1 cebolla cortada a cuadraditos
  • 2 zanahorias cortadas a bastones
  • 1 ajo picado o ajo en polvo 
  • 250 g de seitán de espelta (podéis utilizar de trigo o kamut también)
  • 1/2 taza de guisantes
  • 2 tiras de alga wakame
  • varios ramilletes de brócoli
  • azafrán
  • romero (si es fresco mejor)
  • cúrcuma
  • sal marina
  • aceite de oliva
Preparación:
1. Cocer el arroz con el azafrán, el romero, sal y una pizca de cúrcuma. La medida normalmente será de una parte de arroz por tres de agua mineral, y lo tendremos cociendo durante aproximadamente unos 35 - 40 minutos, dependiendo de la variedad. Lo podéis consultar en el paquete.
2. Mientras, en una cazuela grande y ancha, sofreímos el ajo con un poco de aceite. Añadimos la cebolla y una pizca de sal y pochamos durante unos 10 minutos. Añadimos la zanahoria y el seitán, y salteamos durante unos 5 minutos más. 
3. Aparte, hervimos los guisantes y el bróculi durante no mucho tiempo, para quede al dente. Remojamos la wakame durante 3 o 4 minutos, la cortamos a trozos y la añadimos al salteado, junto con el arroz cocido. Mezclamos con cuidado.
4. Decoramos con los guisantes verdes y el brócoli. Y listo para servir!

Otra opción, para la gente que ya tengáis dominada la cocción del arroz, es saltarse el primer paso, hacer el sofrito, y una vez que lo tengamos, añadir el arroz previamente remojado durante una hora aproximadamente. Le damos un par de vueltas, y añadimos el agua para la cocción junto con el azafrán, el romero, la cúrcuma y sal marina al gusto. Lo cocemos durante 30 minutos hasta que el caldo se consuma, aunque cuando lleve 15 minutos ponemos por encima los ramilletes de brócoli para que se vayan haciendo con el vapor. Lo dejamos reposar apartado del calor ya, durante otros 5 o 10 minutos más, tapado a poder ser. 

Desayuno energético

Hoy el día ha comenzado algo revuelto en Valencia: mucho viento y muchísima lluvia en un momento! Así que he decidido preparar un desayuno muy energético y que ayude a templar el cuerpo para tener un buen comienzo de jornada. Y además, siendo un desayuno, que es el comienzo de nuestro día, pues aprovecho la ocasión para dejaros las recetas que he utilizado y poner así mi primera entrada. Espero que lo disfrutéis!
Yummy yummy!

Sopa de miso y crema de arroz dulce
SOPA DE MISO BÁSICA                         Ingredientes: 1 litro y 1/2 de agua mineral, un nabo daikon (dos si son pequeños), una zanahoria o dos, una cebolla mediana, un poco de apio (opcional), dos setas shitakes, alga wakame, miso (yo utilizo el de arroz integral de la marca Mitoku, que os pongo en una foto más abajo).            

Elaboración: se hace un caldo con todos los ingredientes, excepto el miso. Yo suelo cocerlo durante 20 minutos. Una vez hecho, se pone una cucharadita de miso en una taza o bol y se añade el caldo caliente, poco a poco, para ir deshaciendo el miso. Se deje que actúe durante un par de minutos y ya se puede tomar. A mi me gusta añadirle además alga wakame rehidratada, aunque también se pueden añadir trozos de setas, dados de tofu, cebollino, para que sea una sopa de miso completa. El caldo lo puedes guardar en la nevera para ir sacando tazas, sólo habrá que calentarlo y después añadirle el miso. Recuerda que el miso nunca se debe hervir.  

Miso de arroz integral - Mitoku
        CREMA DE ARROZ DULCE     
Ingredientes: una parte de arroz dulce, cinco partes de agua mineral, una pizca de sal, copos de avena, leche de arroz, ralladura de limón, canela, pasas.

Elaboración:
Primero, preparamos el cereal. Lo ponemos a hervir con la pizca de sal, y una vez hierva bien, bajamos el fuego y cocinamos durante un par de horas o hasta que se consuma el líquido. Una vez cocido, se puede triturar, aunque yo personalmente prefiero no hacerlo, ya que me gusta encontrar parte del grano en mi crema. Reservamos. Podemos guardar la parte que sobre para otro día, e ir sacandola para los desayunos.
Con el arroz listo, y para preparar esta crema, lo pondremos en un cazo, junto con la leche de arroz (que le aportará ya dulzor), unos pocos de copos de avena, y la ralladura de limón. Lo ponemos a calentar para que poco a poco vaya espesando y quede como una especie de gacha (puedes dejarlo más líquido o más espeso, según tu gusto).
Una vez hecho, ponemos en un plato o bol, esparcimos las pasas y espolvoreamos canela por encima. Y listo!
También pueden añadirse otros ingredientes, como sésamo, frutos secos, etc. Todo es cuestión de gustos!
Que lo disfrutéis!

 
Crema de arroz dulce