Brownies veganos y sin gluten

Hoy quiero enseñaros una de las últimas recetas que llevaba tiempo rondándome por la cabeza. Y es que soy una amante del brownie, no puedo evitarlo! Y claro, me propuse además de veganizar la receta, intentar encontrar ingredientes con los que el resultado no tuviera tanta harina ni endulzante procesado. Y la verdad, he de decir que el resultado ha sido fantástico!

No contiene huevo, lácteos, trigo, ni gluten, y está endulzado con dátiles y amasake de arroz, que además de ser un dulce natural y fantástico, tiene muchísimas propiedades. Una verdadera delicia.

Además, no es complicada de realizar, y de verdad que el resultado es espectacular, os va a encantar!

Así que no me enrollo y os comparto la receta del mejor brownie vegano y sin gluten que he probado en mucho tiempo. Espero que os guste! Y si es así, no olvidéis compartir vuestra foto del resultado en mi perfil de Instagram o Facebook, y de compartir esta delicia para que pueda disfrutarla todo el mundo!





Ingredientes (para unas 9 porciones).
  • 150 gr de dátiles triturados (poner primero en remojo unos minutos con un poco de agua caliente para que se trituren mejor).
  • 15 gr de tahini tostado.
  • 25 gr de aceite de coco (si no os gusta el sabor a coco podéis poner más cantidad de tahini).
  • 90 gr de amazake de arroz
  • 40 gr de harina de arroz
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (gasificante)
  • 2 cucharadas soperas de cacao eco en polvo, sin azúcar, o de algarroba (así sale bien con mucho sabor a chocolate, porque a mi me encanta! Pero podéis poner 1 y 1/2 si no lo queréis tan fuerte).

Preparación: (5" de elaboración y entre 20 - 25" de cocción).

1. Tritura bien los dátiles, con una pizca del agua de remojo si ves que todavía están un poco duros. Esto dependerá de la variedad de dátil de que utilices.

2. Precalienta el horno a 180º.

3. En un bol, mezcla bien los dátiles, el tahini, el aceite de coco y el amazake de arroz. Lo mejor es que lo hagas con una cuchara o una espátula, ya que si utilizas una batidora eléctrica se puede quedar todo pegado a las varillas y se complica la cosa.

4. Cuando tengas una masa homogénea, mezcla en un bol la harina de arroz, el cacao (o algarroba) y el polvo de hornear, y ves añadiéndola poco a poco a la mezcla, mientras vas mezclando bien para que se integren todos los ingredientes.

5. Prepara una bandeja para horno con papel de hornear, o engrásala con una pizca de aceite y espolvorea con un poco más de harina de arroz para que no cueste desmoldar después. Yo prefiero utilizar el papel de horno. Vierte la mezcla sobre el molde, y repártela bien. Selecciona un molde donde puedas extender la mezcla bien y que no quede no gruesa, ya que no sube mucho al hornear y es mejor que se quede un brownie finito, de un par de dedos de grosor. Esto es porque llena bastante, ya lo veréis!

6. Pon al horno durante unos 20 o 25 minutos. No es un dulce que quede seco por dentro, ya sabéis que el brownie tiene una textura muy jugosa, por lo que para saber si está hecho si lo pincháis con un palo saldrá un poco húmedo. Lo mejor es que probéis un par de veces, ya que cada horno es un mundo.


Consejos:
* Podéis poner unas nueces picadas también en la mezcla, yo no las pongo porque si recordáis soy alérgica a frutos secos.
* Podéis servirlo acompañado de una bola de helado vegano de vainilla, ya que la combinación es perfecta!.

Espero que lo disfrutéis, le deis un me gusta en las redes y lo compartáis. Gracias!



Banana Bread o pan de plátano, vegano y sin gluten

Hola a todos y todas!
 
Los que me seguís por las redes, concretamente en Instagram y Facebook, vistéis este estupendo pan de plátano (banana bread) que compartí con vosotros el pasado fin de semana. Y es que está tan rico, es tan fácil de hacer, y a la vez es tan saludable, que no puedo esperar ni un minuto más a compartirlo con todos vosotros!
 
Y si, digo saludable, porque a pesar de estar hecho con harinas, de las que ya sabéis que no es bueno abusar, son harinas sin gluten, integrales y ecológicas, o lo que es lo mismo, con todos los nutrientes que este tipo de alimento puede tener ya que no se han sometido al proceso de refinado.
 
Si además de esto, le sumas que no lleva azúcares simples y refinados, no lleva lactosa, ni tampoco huevo, se convierte en una verdadera opción saludable para el desayuno, la merienda, o para llevar a cualquier lado! Y por supuesto, 100% libre de crueldad animal.
 
Así que vamos, anímate a probarlo y a contarme qué te parece! Y si lo haces, acuérdate de compartir y etiquetarme en las fotos con el resultado!
 
Que tengáis un maravilloso inicio de semana!
 

 
Ingredientes:
  • 300 gr de harina sin gluten: 50 gr de harina de arroz, 140 gr trigo sarraceno, 60 quinoa y 40 maicena (yo he utilizado estas medidas pero las puedes combinar a tu gusto o incluso no ponerlas todas).
  • 2 cs de lino molido + 6 cs de agua colmadas.
  • 2 plátanos grandes maduros.
  • 118 ml de aceite de oliva.
  • 1 sobre de gasificante.
  • 175 gr de melaza.
  • Vainilla en polvo.
  • Chips de chocolate al gusto (opcional). También podéis ponerle una cucharada de cacao en polvo a la mezcla de harinas.
Preparación: 15' de elaboración y 40 - 45' de horneado
1.Precalentar horno a 190º
2. Preparar la mezcla de lino y agua, mezclar bien, y dejarla reposar hasta que adquiera consistencia espesa, parecida al huevo. Reservar.
 
3. Aplastar los plátanos con un tenedor. Reservar.
4. Batir la mezcla de lino reposada unos 10 minutos con la melaza. Añadir el aceite y la vainilla y batir de nuevo.
5. Mezclar las harinas con el gasificante. Tamizar e ir añadiendo a la mezcla anterior. Veréis que queda espesa, pero no os preocupéis, debe quedar así (recordar que es un "bread" (pan) no un bizcocho).
6. Añadir los plátanos y batir bien, hasta que quede una masa suave.
7. Por último, añadir los chips de chocolate y mezclar bien.
8. Verter la mezcla en un molde tipo plum cake, engrasado con un poco de aceite para que no se pegue, y decorar con unos chips más. Yo además he puesto unas rodajas de plátano deshidratado que tenía.
9. Meter al horno y cocer durante aproximadamente unos 45 minutos, o hasta que esté dorado por arriba y bien cocido por dentro (pinchar con un palillo para saber si está hecho por dentro).

A disfrutar!!

Tarta de la abuela - Chocolate y galletas

Hace poquitos días que inicié una nueva etapa en mi vida, la treintena! Y cómo a nadie le amarga un dulce, decidí preparar una tarta especial para poder soplar mis 30 velas. No pude evitar acordarme de esa rica tarta que muchas veces comí en mi niñez, y preparé (no siendo tan niña...) junto a mi prima Rocío. De los olores que inundaban la cocina mientras se preparaba y que hoy todavía siguen grabados en mi mente. O de tantos momentos magníficos que compartí con gente maravillosa mientras repartíamos los últimos trozos de esta tarta.

Así que, sin más preámbulos, os dejo la receta adaptada a una alimentación consciente y saludable. Espero que la disfrutéis tanto como yo lo he hecho (puedo confirmaros que no he dejado ni las migajas!).

Ingredientes:

Galletas de espelta Bio de la
Finestra Sul Cielo
  • Un paquete de galletas integrales de espelta, de maíz o cualquier otro cereal (yo utilizo las de la Finestra, que no llevan azúcares, ni grasas trans, ni huevos, ni lácteos o derivados).
  • Café de cereales.
  • 1 litro de leche de arroz o avena.
  • 3 cucharadas soperas de cacao en polvo ecológico o de algarroba en polvo.
  • Canela (opcional).
  • 3 o 4 cucharadas soperas de melaza de arroz (al gusto).
  • 1 cucharada sopera de agar en polvo.
  • 2 cucharadas soperas de arruruz o kuzu.
Preparación: (la mayoría ya lo sabréis!)

1. Preparamos el café de cereales, aproximadamente una taza grande. Dejamos que enfríe un poco ya que así las galletas no se nos deshacen.
2. Mientras, preparamos el chocolate, mezclando todos los ingredientes excepto el kuzu. Ponemos a calentar en un cazo y hervimos durante aproximadamente unos 8 o 10 minutos para que el agar se disuelva bien.
3. Diluimos el kuzu en un poco de leche de arroz fría y añadimos al chocolate para que espese. Vamos removiendo constantemente para que no se formen grumos. Reservamos.
4. Y lo más divertido, a montar la tarta. Seleccionamos un molde que nos guste, y vamos empapando bien las galletas en el café de cereales y colocándolas en la base del molde, que quede todo bien cubierto por las galletas. Podemos partirlas por la mitad si fuera necesario ya que luego quedan todas unidas.
5. Una vez hecha la capa de galletas, ponemos una capa de chocolate, que extenderemos bien. El grosor va en gustos!. Iremos repitiendo el proceso, alternando capa de galletas remojadas en café y capa de chocolate, tantos pisos como queráis! (yo en esta hice tres capas de galletas). La última capa será de chocolate, la cubrís bien y la dejáis enfriar.
6. Una vez fría podéis decorarla con coco rallado, almendras, o lo que se os ocurra.

Esta tarta encanta a los niños, y al no llevar el café normal pueden consumirla sin problemas.

Otra versión es hacerla con una moka, que se preparará de la misma forma que el chocolate pero cambiando el cacao por café de cereales (unas 5 cucharadas soperas si os gusta con bastante sabor a café) y mojando las galletas en leche. En esta versión, a mi me gusta acabar la última capa de arriba con chocolate también, la combinación de moka y chocolate es irresistible para mi!

P.D: os dejo la foto de lo poco que quedó y que reservé para la merienda del día siguiente.