Menú equilibrado para llevar

El post de hoy lo quiero dedicar a todas aquellas personas que en muchas ocasiones tenemos que comer en el trabajo... Y quiero demostraros que no es difícil hacerlo, ni mucho menos algo soso  o poco equilibrado.
 
Así que os propongo lo que hacen en Japón, ese país que tanto me gusta y admiro por su delicadeza y cuidado en hacer las cosas: preparar un Bento, para llevar la comida al trabajo, al parque o donde se os ocurra! Básicamente, es como el "taper" que nosotros utilizamos, pero en el que se pone toda una comida completa, a base de cereal, algo de proteína, verdura dulce y algo de verdura fresca o ensalada prensada, por ejemplo. A mi me encanta acompañarlo de una sopa de miso (donde podéis ver la receta aquí) y de postre, un poco de calabaza o manzana asada, por ejemplo.
 
Y ya tenéis una comida completa, equilibrada, y que os dará la suficiente energía para continuar con vuestra jornada.
 
Mi bento de hoy llevaba:
  • ensalada de quinoa, cebolla, shitakes y calabaza.
  • estofado de azukis con tamari.
  • hojas de col rizada escaldadas con pickle rápido de rábano.
  • sopa de miso
  • calabaza asada.

Con esos colores y esa distribución, soy la envidia del trabajo a la hora de comer!

Risotto de shitakes - Un guiño a Italia


La entrada de hoy es un pequeño guiño a este país que tanto me gusta. Reconozco que el risotto es un plato delicado y al mismo tiempo muy sabroso, aunque verdaderamente el exceso de queso o mantequilla con el que se suele realizar ya hacía que me tirara para atrás. Después, cuando retiré completamente los lácteos de mi dieta (que buena elección!) automáticamente dejé de pensar en este tipo de arroz y esa textura melosa que lo hace tan especial.
Así que  como me gusta adaptar recetas, encontré la manera de realizar este arroz sin lácteos de ningún tipo, pero con un sabor especial que le da la seta shitake.
 
Espero que os guste!
 
Ingredientes: (para 4 raciones)
- 350 g de arroz integral de grano corto
- leche de avena
- Kuzu, o en su defecto maicena de cultivo biológico. También podéis utilizar una crema de arroz, avena o mijo para cocinar.
- Setas shitakes al gusto (yo suelo poner dos o tres por persona)
- Champiñones, unos pocos nada más.
- Una cebolla bien picada.
- Sal marina sin refinar.
- Aceite de sésamo.
- Pimienta negra recién molida.
- Anacardos remojados unas horas y picados (opcional).
 
Preparación:
 
1. Picamos la cebolla y salteamos en una cacerola con una pizca de aceite de sésamo. Cuando esté dorada, añadimos en trocitos las setas shitake y unos pocos champiñones. No hay que hacerlos mucho tiempo, un salteado rápido.
2. Cuando están listas las setas, añadimos el arroz integral y tres medidas más de agua. Salamos al gusto y dejamos cocer durante aproximadamente 30 minutos, hasta que se esté quedando sin caldo.
3. Mientras tanto, diluimos en un vaso pequeño de leche de avena, una cucharada sopera de kuzu o maicena, y cuando veamos que el arroz se ha quedado prácticamente sin líquido, añadimos esta mezcla. Añadimos una pizca de pimienta negra recién molida y si añadís los anacardos para dar un toque más a sabor de queso. Rectificamos de sal.
4. Terminamos de cocinar removiendo poco a poco, hasta que se haya absorbido la crema y el arroz quede meloso.
5. Decoramos con alguna seta entera, y un poco perejil.

Desayuno energético

Hoy el día ha comenzado algo revuelto en Valencia: mucho viento y muchísima lluvia en un momento! Así que he decidido preparar un desayuno muy energético y que ayude a templar el cuerpo para tener un buen comienzo de jornada. Y además, siendo un desayuno, que es el comienzo de nuestro día, pues aprovecho la ocasión para dejaros las recetas que he utilizado y poner así mi primera entrada. Espero que lo disfrutéis!
Yummy yummy!

Sopa de miso y crema de arroz dulce
SOPA DE MISO BÁSICA                         Ingredientes: 1 litro y 1/2 de agua mineral, un nabo daikon (dos si son pequeños), una zanahoria o dos, una cebolla mediana, un poco de apio (opcional), dos setas shitakes, alga wakame, miso (yo utilizo el de arroz integral de la marca Mitoku, que os pongo en una foto más abajo).            

Elaboración: se hace un caldo con todos los ingredientes, excepto el miso. Yo suelo cocerlo durante 20 minutos. Una vez hecho, se pone una cucharadita de miso en una taza o bol y se añade el caldo caliente, poco a poco, para ir deshaciendo el miso. Se deje que actúe durante un par de minutos y ya se puede tomar. A mi me gusta añadirle además alga wakame rehidratada, aunque también se pueden añadir trozos de setas, dados de tofu, cebollino, para que sea una sopa de miso completa. El caldo lo puedes guardar en la nevera para ir sacando tazas, sólo habrá que calentarlo y después añadirle el miso. Recuerda que el miso nunca se debe hervir.  

Miso de arroz integral - Mitoku
        CREMA DE ARROZ DULCE     
Ingredientes: una parte de arroz dulce, cinco partes de agua mineral, una pizca de sal, copos de avena, leche de arroz, ralladura de limón, canela, pasas.

Elaboración:
Primero, preparamos el cereal. Lo ponemos a hervir con la pizca de sal, y una vez hierva bien, bajamos el fuego y cocinamos durante un par de horas o hasta que se consuma el líquido. Una vez cocido, se puede triturar, aunque yo personalmente prefiero no hacerlo, ya que me gusta encontrar parte del grano en mi crema. Reservamos. Podemos guardar la parte que sobre para otro día, e ir sacandola para los desayunos.
Con el arroz listo, y para preparar esta crema, lo pondremos en un cazo, junto con la leche de arroz (que le aportará ya dulzor), unos pocos de copos de avena, y la ralladura de limón. Lo ponemos a calentar para que poco a poco vaya espesando y quede como una especie de gacha (puedes dejarlo más líquido o más espeso, según tu gusto).
Una vez hecho, ponemos en un plato o bol, esparcimos las pasas y espolvoreamos canela por encima. Y listo!
También pueden añadirse otros ingredientes, como sésamo, frutos secos, etc. Todo es cuestión de gustos!
Que lo disfrutéis!

 
Crema de arroz dulce